Rodrigo Guzmán Rosen, socio de Carcelén, Desmadryl, Guzmán y Tapia Abogados

  • 5 diciembre, 2019

«Para encarar el proceso constituyente que se iniciará, creo que en lo que concierne a los aspectos ambientales es necesario plantearse algunas preguntas esenciales. Estas son: (i) qué servicio(s) puede prestar la Constitución al medio ambiente; (ii) cuál de ese o esos servicios son atendidos por la Constitución actual; (iii) el tipo de casos que ha debido enfrentar y resolver el Tribunal Constitucional en esta materia; y (iv) qué elementos debiesen incorporarse para aquellas funciones que no presta la Constitución, vigente en esta dimensión.

Lo que tienen de útil estas interrogantes es que sus respuestas permiten determinar si los problemas ambientales de nuestro país requieren de ajustes asociados a la operación de los agentes públicos (reguladores y tomadores de decisión). O más bien, de la estructura constitucional.

Por ahora, creo que es necesario que el derecho fundamental se exprese como el derecho a un medio ambiente adecuado; definir el concepto de medio ambiente. Finalmente, solucionarse la vinculación entre el recurso de protección y las reclamaciones especiales que deben conocer los Tribunales Ambientales».