Uno de los problemas de Android es que sus actualizaciones no llegan a todos sus dispositivos al mismo tiempo. De hecho, hoy en día prácticamente nadie cuenta con la versión más reciente de la plataforma, Android 8.0 Oreo. Peor aún, más de 1.000 millones de usuarios cuentan con una versión del sistema con más de […]

  • 15 noviembre, 2017

Uno de los problemas de Android es que sus actualizaciones no llegan a todos sus dispositivos al mismo tiempo. De hecho, hoy en día prácticamente nadie cuenta con la versión más reciente de la plataforma, Android 8.0 Oreo. Peor aún, más de 1.000 millones de usuarios cuentan con una versión del sistema con más de 2 años de antigüedad.

Dan Luu, programador y analista, anunció que, al tomar en cuenta los datos oficiales de la fragmentación en Android y declaraciones recientes de Google, en las que aseguraron que ya había más de 2.000 millones de dispositivos activos en el mundo, más de la mitad están desactualizados.

Es posible que la enorme mayoría de esos dispositivos nunca sean actualizados. El ritmo de actualización del sistema operativo es tan lento que tuvieron que pasar siete años para que por fin desapareciera Android 2.2 Froyo, y todavía hay dispositivos usando la versión de Android que llegó en 2010.