Arturo Vidal es desde 2017 presidente de Rodelindo Román, el club social donde jugó sus primeros partidos en San Joaquín. Con el sueño de llevarlo a Primera División y retirarse en el equipo, no solo está invirtiendo en profesionalizarlo, sino que junto a Andrónico Luksic prepara a más de mil niños y niñas de barrios vulnerables para que el día de mañana puedan incorporarse al plantel. La historia del equipo está siendo registrada en un reality show.