Diez años lleva el doctor Alexis Kalergis junto a su equipo trabajando en la vacuna contra el Virus Respiratorio Sincicial (VRS), que satura los hospitales todos los inviernos. Se trata de la primera vacuna hecha en Chile, que estaría lista para ser evaluada. “Hemos superado gran parte de los obstáculos científicos, los que han sido […]

  • 25 julio, 2014

Alexis Kalergis

Diez años lleva el doctor Alexis Kalergis junto a su equipo trabajando en la vacuna contra el Virus Respiratorio Sincicial (VRS), que satura los hospitales todos los inviernos. Se trata de la primera vacuna hecha en Chile, que estaría lista para ser evaluada. “Hemos superado gran parte de los obstáculos científicos, los que han sido validados por revistas de alto impacto como PNAS (de la Academia de Ciencias de EE.UU.) y de propiedad intelectual”, cuenta Kalergis sobre la vacuna que ya demostró una efectividad superior al 90% en modelos experimentales. Ahora viene la prueba clínica, fase que ha topado con el financiamiento. Kalergis cuenta con miles de dosis manufacturadas en EE.UU. bajo certificación, listas para ser probadas en adultos bajo la normativa de la FDA, el regulador del país del norte. Pero el científico necesita cerca de US$ 5 millones para los estudios, los que no alcanzan a ser cubiertos por los fondos concursables obtenidos. “El gasto anual del Gobierno en el sincicial fluctúa entre 10 y 20 millones de dólares al año, dependiendo de la severidad del brote”, cuenta Kalergis quien requiere de un “apoyo estratégico” para concretar su proyecto.

Desde el Ministerio de Salud están conscientes de la importancia de la investigación que desarrollan Kalergis y su equipo, pero señalan que el Minsal tiene sus recursos asignados por Ley de Presupuestos.