El mandatario dará a conocer el proyecto que busca la paz y el desarrollo en la Novena Región a través de un paquete económico que incluye la construcción de carreteras y hospitales, la instalación de cuotas indígenas en elecciones populares y la creación del ministerio indígena. El anuncio incluye modificar la ley para que mapuches puedan arrendar sus tierras, además de la creación de un registro de machis, para que operen en el sistema de salud.

  • 20 septiembre, 2018

-Una medida que estaría zanjada es que el Servel devuelva un monto mayor cuando se trate de candidatos mapuches.

-Se levantará un registro de loncos, para rescatar y conservar la autoridad de aquellas figuras que en los últimos años han perdido prestancia.

Se creará una comisión de historiadores para revisar todos los textos de historia del país, y evitar que niños mapuches se sienten violentados con la interpretación de hechos que involucran al pueblo mapuche.

Este lunes el presidente Piñera dará a conocer el plan que, desde marzo pasado, se ha ido hilvanando entre autoridades, comunidades indígenas y parlamentarios de gobierno y oposición que buscan, de alguna manera, provocar un giro en una región dominada por la violencia. “La forma cómo se ha generado este plan ha marcado la diferencia: nos hemos reunido con todos los que han querido sentarse a la mesa, lo que ha hecho que la presión baje, tanto como los atentados. Ha aparecido una esperanza de que existe una posibilidad de cambiar las cosas”, dice Alfredo Moreno, el ministro de Desarrollo Social, que junto con el intendente de la zona, Luis Mayol, impulsan esta iniciativa que contiene desde aspectos económicos y culturales, hasta sanitarios y educacionales, además del reconocimiento explícito de la diversidad.

Dentro de los anuncios, un pilar importante es el “paquete reactivador”, a través del cual, el gobierno se comprometerá a construir un importante número de carreteras en la región, además de varios hospitales y nuevos puntos de agua potable rural, para lo cual ya tiene comprometido inversión pública. En esta materia, Piñera también hará hincapié en cómo la reforma tributaria anunciada por su administración podría generar un impulso económico, a través de la depreciación instantánea propuesta para La Araucanía.

“En este Plan Impulso definimos tres ejes que tienen mucho potencial, sobre todo si generamos los incentivos: agricultura, turismo y energías renovables, que van a tener un impacto muy relevante en la inversión”, afirma el intendente Mayol. Los últimos registros que maneja el gobierno es que desde hace siete años, no hay inversión extranjera en la zona, y eso quieren darlo vuelta.

En el plan nacional para la paz y el desarrollo de la región, también hay especial énfasis en que por primera vez se reconocerá legalmente al pueblo mapuche: para ello, el mandatario anunciará un proyecto de ley basado en la consulta que hizo la ex presidenta Michelle Bachelet, para que haya un reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas, algo que no existe hoy. Si bien para los locales es un tema estratégico, porque significa un tema de “justicia histórica”, muchos consideran que es insuficiente, en el sentido que el plan no incluye la aceptación de la plurinacionalidad, la autonomía territorial, ni la autodeterminación, lo que generará, según varios de los involucrados en el proceso, reacciones adversas. “Efectivamente nosotros hemos insistido en la importancia de la autonomía, necesitamos que el Estado nos reconozca. En ese sentido hay esperanzas de que este plan pueda provocar cambios significativos, pero hay que ver el detalle el día lunes, y ver si efectivamente esto significa un avance”, señala el lonco Aniceto Norín, quien está invitado al anuncio que hará el presidente Piñera en Temuco.  

 

Cuota indígena

Hay otro tema que ha sido bastante polémico, y tiene que ver con la fórmula para incentivar la participación política de los pueblos originarios. Si bien, la idea de instalar “escaños reservados” estuvo sobre la mesa, apoyado incluso por parlamentarios de gobierno, finalmente se decidió que se hará por medio de establecer la obligatoriedad de una cuota indígena a todos los partidos políticos que participen en procesos eleccionarios, cifra que sería cercana al 5%, considerando que esa población, según el último Censo es de 9%, y según autoridades de gobierno, hay personas que aunque no pertenecen a comunidades locales, sí representan el sentir de los pueblos originarios.

La otra medida que estaría zanjada es que el Servel devuelva un monto mayor cuando se trate de candidatos mapuches. Eso hasta ahora. Algunos en Palacio afirman que de todas maneras no se pueden descartar sorpresas, como la posibilidad de que a último minuto el presidente Piñera incorpore los escaños reservados, como moneda de cambio, para que la oposición respalde el proyecto.

Por otra parte, en La Moneda reconocen que después de arduos debates se acordó la creación del Ministerio Indígena, aun cuando la tendencia en el mundo sea reducirlos. “En las comunidades consideraban injusto que en la zona hubiese un jefe de servicio (de la Conadi), y no un ministro propiamente tal, porque significa un estatus menor que no se condice con la importancia que las propias autoridades le han dado a la región”, dice un comunero. En este mismo ámbito, el plan incluye la creación de nueve consejos indígenas, que representen a cada uno de los pueblos, pero además el lanzamiento del “consejo de todos los pueblos”, para que exista un gran líder de todos los mapuches y así las comunidades dejen de estar atomizadas, como ocurre hoy, y que sea esta instancia la que ayude al orden y a generar interlocutores válidos.

 

Las tierras

En términos educacionales también habrán novedades: se creará una comisión de historiadores para que revisen todos los libros y textos de historia del país, porque según actores de este proceso muchos niños mapuches se sienten violentados con la interpretación de hechos y acontecimientos que de alguna manera involucran a pueblos originarios. En esta línea, la idea además es establecer la exigencia de un “educador tradicional de la lengua”, cuando en una sala haya más de 20% de alumnos indígenas, de modo de preservar la cultura.    

En salud se ha conversado una iniciativa bastante inédita: incorporar a las machis en el sistema, lo que significa un desafío importante pues se debe encontrar la fórmula para certificarlas y generar un registro, el mismo que se levantará en el caso de los loncos, para rescatar y conservar la autoridad de aquellas figuras que en los últimos años han perdido prestancia. “Desde hace cinco años hemos recalcado la importancia de este tema, y nunca ha habido un reconocimiento de nosotros como autoridad. Este es un valor histórico que se ha perdido, y es parte de nuestra cultura. El registro va por buen camino”, agrega Norín.

Algunos ponen las fichas en que lo que suceda con “las tierras”, que será un elemento estratégico para el futuro. Hoy la mayor parte de ellas no se pueden arrendar, y las que fueron entregadas antes de 1993 sólo pueden hacerlo por 5 años, lo que no estimula la asociatividad. Esto, según el diagnóstico de las autoridades, ha sido un escollo para que la región pueda surgir y generar inversión.

Con esa mirada, el plan del gobierno incluye modificar la Ley Indígena, per hay varias comunidades que se resisten a este cambio por temor a perder beneficios, aunque la idea de Moreno y Mayol, es otorgar mayores grados de flexibilidad, sin que las tierras dejen ser propiedad mapuche. Por lo mismo, la idea es generar más tierras a título personal, y mayor libertad para que las personas puedan disponer de éstas, con dividendos económicos, algo que hasta hoy no sucede.