Hace un mes, Gonzalo Vial, dueño de Agrosuper, llamó al director y vicepresidente de la compañía, Fernando Barros, socio de ByE, para encargarle una misión: comprar Aquachile. De inmediato la firma legal echó a andar la operación, a cargo de los abogados Emilio Vásquez, Javier Díaz y Pablo Guerrero –socios también de la firma–, con […]

  • 15 agosto, 2018

Hace un mes, Gonzalo Vial, dueño de Agrosuper, llamó al director y vicepresidente de la compañía, Fernando Barros, socio de ByE, para encargarle una misión: comprar Aquachile. De inmediato la firma legal echó a andar la operación, a cargo de los abogados Emilio Vásquez, Javier Díaz y Pablo Guerrero –socios también de la firma–, con el abogado Jorge Allende, socio de CMS Carey Allende en la contraparte.  

Dado que Aquachile es una sociedad anónima abierta, el due diligence se hizo en tiempo récord. En paralelo, Víctor Hugo Puchi, fundador y controlador de la salmonera, negociaba el precio con José Guzmán, gerente general de Agrosuper y mano derecha de Vial. 

El viernes 3 de agosto, pasadas las 10 de la noche, se cerró la operación en las oficinas de ByE. No asistió Vial: la venta fue firmada por Guzmán en su representación y por Puchi y Humberto Fischer por Aquachile. 

ByE había participado en dos operaciones vinculadas a ambas empresas dos meses atrás. El 1 de junio, la compañía acuícola compró Salmones Magallanes, ocasión en la cual el estudio representó a la familia Gálmez, propietaria de la firma vendedora. El mismo día, Agrosuper adquirió Salmones Friosur. Esa vez, dado que ByE estaba contratado por parte de la familia Del Río, la compañía ligada a Gonzalo Vial se asesoró por el abogado Felipe Larraín, de Claro y Cía.