El fabricante de dulces polaco BMB no podrá seguir vendiendo sus dulces Miki Maki en el mismo envase rectangular transparente y de tapa blanca, similar al de los tradicionales dulces de menta Tic Tac. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) le dio la razón a la multinacional de confitería Ferrero, determinando que […]

  • 14 marzo, 2019

El fabricante de dulces polaco BMB no podrá seguir vendiendo sus dulces Miki Maki en el mismo envase rectangular transparente y de tapa blanca, similar al de los tradicionales dulces de menta Tic Tac. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) le dio la razón a la multinacional de confitería Ferrero, determinando que el producto de la firma polaca confundía a los consumidores. Con ello, termina un caso que se extendió por al menos 12 años.

“La Junta de Apelación no cometió ningún error cuando sostuvo que existe un riesgo de confusión, a pesar de que el registro internacional anterior tiene un carácter distintivo débil”, dijo el tribunal en su fallo.

BMB registró su marca el 15 de noviembre de 2007 en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Cuatro años después, cuando las Miki Maki comenzaron a inundar el mercado, Ferrero presentó una solicitud con el objetivo de declarar la marca inválida, argumentando que el registro polaco infringía el nombre registrado por Ferrero el 12 de marzo de 1974 en Francia.

El Tribunal General de la UE ordenó además a BMB a pagar los costos de Ferrero, quien había acusado a BMB de tratar de “aprovechar injustamente la popularidad de Tic Tac”.

Tic Tac y su particular envase están protegidos en todos los países de la UE.