A pesar de que este año falleció Spike, el fiel y “pelusa” perro guardián que los acompañó durante más de una década, Lipigas pasa por un buen momento. Varios hitos contenidos dentro de su plan estratégico que apunta a crecer de manera sustentable y consistente se cumplieron. Los tres países donde opera la compañía: Chile, […]

  • 26 mayo, 2016

lipigas

A pesar de que este año falleció Spike, el fiel y “pelusa” perro guardián que los acompañó durante más de una década, Lipigas pasa por un buen momento. Varios hitos contenidos dentro de su plan estratégico que apunta a crecer de manera sustentable y consistente se cumplieron. Los tres países donde opera la compañía: Chile, Colombia y Perú, mostraron mejoras en la generación de Ebitda, que alcanzó los 79.000 millones de pesos y las operaciones en Colombia y Perú continúan consolidándose, representando ya un 17% del total de Empresas Lipigas.

“Durante 2015 dimos un gran paso con la puesta en marcha de importación vía marítima de materia prima, a través de nuestras instalaciones del terminal marítimo de Quintero. Adicionalmente, a la comercialización de gas licuado de petróleo, hemos sumado nuevas líneas de negocio, como la incursión en la distribución de gas natural (GN) por redes en el norte del país y la distribución de gas natural licuado (GNL) vía camiones a industrias alejadas de gasoductos”, cuenta el gerente general, Ángel Mafucci. A lo anterior se suma la adquisición, hace pocos meses, de Neogas Perú S.A., empresa de gas natural comprimido (GNC) que les permitió ingresar en la comercialización de este combustible principalmente utilizado en el transporte y de alta penetración en el mercado peruano.

Hoy, Lipigas llega con sus distintos productos a más de 1 millón 800 mil hogares en Latinoamérica. Sólo en Chile, durante 2015 distribuyó 55 mil cilindros diarios en promedio y atendió a 180 mil clientes medidor y a más de 8.000 clientes industriales con GLP granel y GNL vía camiones. •••