Larraín Rencoret y Urzúa, recibió una llamada de Jorge Alers, ex general counsel del BID, que había sido contactado por Dentons para desarrollar la expansión latinoamericana de la firma. Dado que Larraín había trabajado entre 1995 y 1997 en el estudio en Londres –en ese entonces llamado Denton Hall–, su nombre figuraba entre los candidatos […]

  • 15 agosto, 2018

Larraín Rencoret y Urzúa, recibió una llamada de Jorge Alers, ex general counsel del BID, que había sido contactado por Dentons para desarrollar la expansión latinoamericana de la firma. Dado que Larraín había trabajado entre 1995 y 1997 en el estudio en Londres –en ese entonces llamado Denton Hall–, su nombre figuraba entre los candidatos posibles para una eventual alianza.

En 2016, la posibilidad de una fusión se hizo real. En junio de 2017, los chilenos asistieron a la reunión anual global de socios de la firma, en Toronto, Canadá. Durante el 2017 se llevó a cabo el d y este año, una reunión para cerrar el proceso, con reuniones con los directores de las diversas áreas de Dentons.

El lunes, la firma que reúne a 8.800 abogados en los cinco continentes dio a conocer la aprobación a la intención de las partes a integrarse, y en los próximos meses se hará la materialización efectiva. Con ello, la firma chilena pasará a ser socia de Dentons, a través de su incorporación a un Verein Suizo, la entidad jurídica de la firma global.

Para potenciar otras áreas, el estudio chileno incorporó a la firma Nieto, Morán y Cía, expertos en recursos naturales y derecho minero, además del exsocio de Urrutia y Cía, Enrique Benítez. Más adelante se fortalecerá el área tributaria y de propiedad intelectual.

Sentados: Felipe Rencoret, José Manuel Larraín y Gonzalo Nieto. Parados: Carlos Urzúa, Karlfranz Koehler, Enrique Benítez y José Ignacio Morán.