Un test, que muestra cómo está el balance entre vida personal y uso del teléfono móvil, reveló además que el 46% de latinoamericanos estarían más dispuestos a renunciar durante un mes al sexo que a sus smartphones.

  • 11 julio, 2018

Desde hace poco más de diez años, los smartphones han cambiado la forma en la que vivimos y nos comunicamos. Hoy en día forman parte de nuestro diario vivir, nos ofrecen miles de posibilidades para hacer nuestra vida más sencilla; a través de ellos nos comunicamos, nos organizamos, hacemos transferencias bancarias, capturamos momentos inolvidables y lo más importante, nos acercamos a quienes están lejos. ¿Pero qué pasa cuando nos alejan de las personas que están justo frente a nosotros?

En Motorola, empresa que inventó la telefonía móvil hace 45 años, están interesados en entender cómo se está utilizando actualmente la tecnología y claramente, es necesario lograr un mejor equilibrio entre el uso del teléfono móvil y la vida personal. Para identificar en qué punto de la adicción estamos, mediante la campaña #Phonelifebalance, Motorola creó un test anónimo online con diez preguntas sencillas que nos permiten comprender mejor la relación que tenemos con nuestro smartphone.

En Chile participaron 4 mil 600 usuarios, de los cuales el 68% fueron hombres y el 32% mujeres. Entre los cinco perfiles de usuarios, el más común entre los chilenos, con el 38%, fue el nivel 3: phone-dependiente: Estos usuarios son guiados por modales personales que les indican cuándo y dónde utilizar el teléfono y no siempre están pendientes de él, lo que se podría definir como una buena señal.

El segundo grupo más numeroso en Chile, con un 37%, es el nivel 2: phone-consciente: Estos usuarios viven preocupados de sus teléfonos, pero lo utilizan inteligentemente para ahorrar tiempo y energía que pueden invertir en cosas que realmente les importan. Una vez más, buenas señales.

Dentro de las respuestas más curiosas, el 33% de los usuarios contestaron que cuando van a cenar con amigos prefieren tener el celular en la mesa y para el 36% de los participantes les resultaría curioso saber qué pasaría durante un fin de semana si no tienen su smartphone. Sorprendentemente, el 57% de los usuarios dice que ignora un mensaje de texto mientras habla con alguien ¿Será cierto?

Otros datos curiosos de los chilenos:

– El 38% reconoció que, en el baño, el smartphone es su mejor compañero.

– Más de la mitad de los chilenos dice que ha revisado su smartphone durante una ceremonia de bodas, un funeral o mientras se ducha.

– Más del 60% revisa siempre su celular antes de dormir.

Te compartimos los niveles de usuarios que existen según el test de #Phonelifebalance y los porcentajes obtenidos en el país: