En el cuarto aniversario de la muerte de Steve Jobs, el CEO de Apple, Tim Cook, envió un memorándum a los empleados de Apple. Si bien no tiene muchos detalles, esboza algunas de las prioridades que Jobs parecía tener. Un documento fascinante y hermoso de un amigo y compañero de trabajo de otro. “Equipo: Hoy […]

  • 7 octubre, 2015
Foto de archivo: Steve Jobs presenta el iPhone 4

Foto de archivo: Steve Jobs presenta el iPhone 4

En el cuarto aniversario de la muerte de Steve Jobs, el CEO de Apple, Tim Cook, envió un memorándum a los empleados de Apple. Si bien no tiene muchos detalles, esboza algunas de las prioridades que Jobs parecía tener. Un documento fascinante y hermoso de un amigo y compañero de trabajo de otro.

“Equipo:

Hoy se cumplen cuatro años desde la partida de Steve. En aquel día, el mundo perdió a un visionario. En Apple, perdimos a un líder, un mentor, y para muchos de nosotros, a un querido amigo.

Steve fue una persona brillante, y sus prioridades eran muy simples. Amaba a su familia por sobre todo, amaba a Apple y amaba a la gente con quienes trabajó tan de cerca y con quienes logró tanto.

Cada año desde su muerte, les recuerdo a todos en la comunidad de Apple que tenemos el privilegio y la responsabilidad de continuar el trabajo que Steve amaba tanto.

¿Cuál es su legado? Lo veo todo a nuestro alrededor: Un equipo increíble que encarna su espíritu de innovación y creatividad. Los mejores productos en la tierra, amados por los clientes y empoderados por cientos de millones de personas alrededor del mundo. Altos logros en tecnología y arquitectura. Experiencias de sorpresa y deleite. Una compañía que solo él pudo construir. Una compañía con la gran determinación de cambiar el mundo y hacerlo mejor.

Y, por supuesto, la alegría que él trajo a sus seres queridos.

Me dijo muchas veces en su último año que esperaba vivir lo suficiente para ver algunos hitos en la vida de sus hijos. Yo estaba en su oficina a finales del verano con Laurene y sus hijas pequeñas. Los mensajes y dibujos de sus hijos a su padre siguen ahí, en la pizarra de Steve.

Si nunca conociste a Steve, probablemente trabajas con alguien que lo hizo o con alguien que trabajaba aquí mientras él estaba. Por favor, pregúntale a alguno de ellos cómo era Steve en realidad. Muchos de nosotros hemos escrito nuestros recuerdos personales en AppleWeb, y te animo a leerlos.

Te agradezco por honrar a Steve continuando con el trabajo que él inició, y por recordar lo que él era y lo que pensaba.

Tim.”

Revise el artículo completo en Thech Crunch.