Fue el primer negocio en ser abatido tras la revolución digital. Sin embargo, podría estar viviendo un periodo de renacimiento. Según informa el New York Times, el año pasado las ventas globales de la industria de la música crecieron por primera vez desde 1999. Si bien el aumento de 0,3% es bastante pequeño y los […]

  • 26 febrero, 2013
CD's. Foto Flickr

CD's. Foto Flickr

Fue el primer negocio en ser abatido tras la revolución digital. Sin embargo, podría estar viviendo un periodo de renacimiento. Según informa el New York Times, el año pasado las ventas globales de la industria de la música crecieron por primera vez desde 1999.

Si bien el aumento de 0,3% es bastante pequeño y los ingresos totales de 16,5 mil millones de dólares están bien lejos de los 38 mil millones que la industria conseguía hace más  de una década, estas cifras -dadas a conocer por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica- son igualmente alentadoras.

Por años, la industria musical había perdido la fe, mientras que los sellos discográficos no sabían como competir y hacerle un freno a la piratería. En 2012, sin embargo, las ventas digitales aumentaron lo suficiente para compensar el declive de las ventas de los CD’s.

“Al principio de la revolución digital era muy común escuchar que eso estaba matando a la música; la realidad es que el mundo digital está salvándola”, afirmó Edgar Berger, CEO del área internacional de Sony Music Entertainment.

Tanto la descarga de canciones y álbumes del iTunes a los servicios basados en suscripciones como Muve Music, Spotify y Rhapsody, han sido las protagonistas de este optimista resultado en la industria.

Revise el artículo completo en New York Times