Por: Mauricio Monroy Corrían los primeros días de junio de 1998 y el mundo entero se preparaba para dar inicio al Mundial de Fútbol en Francia. Por aquellos días, la industria automotriz recibía un anuncio que rompería algunos paradigmas. El 3 de junio de 1998, Porsche daba a conocer sus planes de dar vida a […]

  • 1 octubre, 2015

Por: Mauricio Monroy

la-hora-del-suv

Corrían los primeros días de junio de 1998 y el mundo entero se preparaba para dar inicio al Mundial de Fútbol en Francia. Por aquellos días, la industria automotriz recibía un anuncio que rompería algunos paradigmas.

El 3 de junio de 1998, Porsche daba a conocer sus planes de dar vida a un todoterreno, provocando un verdadero cisma entre los fanáticos más puristas con los más progresistas de la firma alemana. Los más radicales no entendían cómo la marca más emblemática de los deportivos era capaz de ceder a diseños familiares. Cuatro años después, asomaría desde la planta de Leipzig el primer Cayenne, modelo que con más de 600 mil unidades construidas a la fecha, se transformó en el gran pilar de la compañía alemana. Para muchos, también es el gran responsable de que sigan existiendo vehículos como el mítico 911.

Hoy, esa discusión no tiene lugar. El segmento de los Sport Utility Vehicles (SUV), la tipología de familiares que desplazó a los station wagon, es el de mayor crecimiento global, con colocaciones que alcanzaron los 12,3 millones de unidades en 2014, según datos del consultor automotor JATO Dynamics, lo que equivale a casi el doble de las entregas de 2010. Por eso, salvo Ferrari, no existe firma que haga frente a sus encantadores beneficios. Las marcas de lujo no escapan a esa tendencia y el camino que abrió Porsche con el Cayenne lo continúan por estos días fabricantes como Jaguar y Bentley, que estrenaron en el Salón de Frankfurt los modelos con el que hacen su debut en el segmento y que logran tener en un mismo automóvil un vehículo que permita ir desde la más exclusiva reunión a las zonas más aventureras sin cambiar de butaca.

 

Nuevos actores

La primera bandera todoterreno de Jaguar es el F-Pace. Se trata de un crossover que se inspira en el conceptual C-X17 para dar vida a un vehículo de cinco pasajeros. Rompe con la tradición de la marca en cuanto al diseño, pero mantiene inalterables conceptos como elegancia, comodidad y deportividad. Esto último queda muy claro al conocer las motorizaciones: un V6 sobrealimentado de 3.0 litros que puede desarrollar 340 o 380 caballos de fuerza, en ambos casos unido a una transmisión automática de ocho velocidades.

Con el objetivo de comprobar de forma extrema sus capacidades, el F-Pace realizó una serie de test en Arjeplog (Suecia), donde la temperatura llega hasta a -40 ºC. Es una zona ideal para verificar las capacidades de la tracción 4×4 y la estabilidad. En contraparte, Dubái sirvió como campo de pruebas para ver cómo se comportaba cuando el termómetro marcara sobre 50 ºC.

Ian Callum, director de diseño de Jaguar, señaló que “el Jaguar F-Pace es un SUV con alma de automóvil deportivo. Cuando creamos este vehículo pensamos de forma diferente: tomamos un auto deportivo de Jaguar y lo hicimos agradable de cara a la familia. El F-Pace rezuma prestaciones, pero puede transportar a cinco personas portando todas sus pertenencias. Es un vehículo para los que les gusta conducir, que aman el diseño y les encanta la tecnología. Se trata del vehículo deportivo práctico definitivo”.

El autoshow alemán recibió también al primer SUV de Bentley, el Bentayga, modelo que de un plumazo se convirtió en el familiar más caro del mundo: 229.100 dólares.

Es un todoterreno que toma su particular nombre por la formación rocosa famosa de la Gran Canaria aunque, además, es un juego de palabras entre Bentley y los bosques llamados taiga.

No es cualquier vehículo el primer familiar de los británicos. Basado en el conceptual EXP 9 F, para su creación se invirtieron cerca de 180 millones de dólares en las instalaciones de Crewe, Reino Unido.

En esa planta se construye sobre la plataforma MLB del Grupo Volkswagen, la misma que utiliza el nuevo Audi Q7 y que también sustentará a la tercera generación del Porsche Cayenne. Por ahora, tiene capacidad para cuatro pasajeros, pero en el futuro agregará versiones con tres filas de asientos.

[box num=”1″]

En su arribo, el Bentayga dejó a un lado la humildad, de hecho, en la marca señalaron que se trata del “más rápido, lujoso y exclusivo SUV del mundo”. Las palabras a nivel de performance se condicen con el poderoso motor W12 biturbo de seis litros TSI que desarrolla 608 caballos de fuerza y es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 4,1 segundos.

Eso sí, los detalles únicos son para dejar sin aliento a los más exigentes, al punto de que ofrece como opción un reloj Breitling Mulliner Tourbillon, una pieza que se ubica en la consola central, con una carcasa construida a partir de un bloque mecanizado de oro macizo con una esfera engarzada con ocho diamantes. El costo de este “opcional” es 225 mil dólares, prácticamente el mismo precio del vehículo.

El esfuerzo por confeccionar el mejor de los SUV comienza a tener recompensa, ya que el primer dueño de un Bentayga tiene sangre azul. Es nada menos que la reina Isabel II de Inglaterra, a quien se le entregará la primera de las 4.000 unidades que esperan comercializar anualmente.

Pero los británicos de Jaguar no serán los últimos que se abren a nuevas opciones, puesto que firmas como Maserati, Aston Martin, Lamborghini y Rolls-Royce también salen a la caza de generosa torta que significan los SUV.

 

Alistan el abordaje

El segmento de lujo verá en los primeros meses de 2016 la llegada del esperado SUV de Maserati: el Levante. La firma italiana debió retrasar el estreno de su modelo, debido a complicaciones en las cadenas de montaje que irán desde Estados Unidos a Italia, pero ahora el propio CEO de la compañía, Harald Wester, confirmó que las unidades de pre-producción ya se están fabricando y que será el Salón de Ginebra, en marzo, el escenario para destapar el primer familiar de la casa del tridente.

Tal como en el resto de sus rivales, la salida al mercado de un SUV resulta un atractivo objetivo rentable, de hecho, Wester, al ser consultado si se trataba del Maserati más importante de la historia, precisó que “es la mayor oportunidad de negocio. Cuando se habla de una marca como Maserati, hay que distinguir entre los productos que han determinado las oportunidades de negocio de la marca. Si digo que el Levante es el modelo más importante, tendría muchas personas quejándose y diciendo ‘este tipo está completamente loco’”.

A pesar de que estará basado en el conceptual Kubang, el Levante ofrecerá una serie de modificaciones, aunque lo más relevante para los amantes de la marca es que, a pesar de que la firma tiene acceso a elementos del grupo Fiat-Chrysler, lo que le permitiría optar a componentes de un especialista como Jeep, el máximo ejecutivo señaló que el SUV será “100 por ciento Maserati”.

Otro italiano que se encuentra en pleno proceso de desarrollo asomará desde Sant’Agata, pues Lamborghini confirmó que en 2018 estará a la venta el primer SUV. Y las novedades que puede traer este modelo, que estará basado en el conceptual Urus, pasan por el lado de la motorización, puesto que el CEO de la compañía, Stephan Winkelmann, precisó que “un SUV tiene una gran ventaja si se quiere hacer un híbrido plug-in, pues en ese envase es mucho más fácil lograr la relación peso-potencia. Un vehículo de este tipo no sufre por el peso de las baterías”, a lo que agregó que “es algo que estamos pensando, pero si tuviera que decir qué vehículo será el primero que va a tener algún tipo de electrificación, a ojos cerrados diría que el SUV”.

El nuevo modelo de Lamborghini busca fortalecer a la empresa, al punto que se contempla una producción cercana a las tres mil unidades anuales, lo que duplicaría con largueza las actuales entregas. De todas maneras, la cantidad no puede olvidar los genes deportivos de la marca, eso es algo que se debe mantener y un punto que está muy presente para Winkelmann. “Tiene que ser un vehículo que se utilice todos los días, que permita moverse cómodamente desde un punto A a un B, sin embargo, también debe tener gran cantidad de energía en términos de aceleración y velocidad”, precisó el ejecutivo de la marca taurina.

También para 2018 se prevé la entrada al segmento de los SUV de Rolls-Royce. Y su arribo amenaza con elevar a un nivel superior todo lo conocido.

Para empezar, llevará por nombre Cullinan, en homenaje al mayor diamante que se ha encontrado en la Tierra, el cual procedía de una mina sudafricana y cuyo peso sobrepasaba los 3.000 quilates. Con tal denominación, sólo se puede esperar lo mejor para trasladar al Espíritu del Éxtasis, el emblema alado de la marca. O quizás un poco más.

Rival directo del Bentley Bentayga, para el CEO de la compañía de la doble R, Torsten Müller Otvos, no hay dudas respecto de esa comparación. “El SUV de Bentley es claramente el número 2. Rolls-Royce es la mejor marca del mundo y nuestro modelo lo será cuando arribe. Vamos a traer un nuevo vehículo grandioso y será un auténtico Rolls-Royce”, indicó el ejecutivo. Por precio también estará en lo más alto, ya que su valor no será menor a los 350 mil dólares.

El primer SUV de la compañía británica compartirá elementos con la plataforma del nuevo Serie 7 de BMW y todo indica que la potencia será uno de sus aspectos más fuertes, con un motor de 12 cilindros que desarrollará sobre 600 caballos de fuerza. También tomará aspectos del Rolls-Royce Phantom, aunque como mayor diferencia será la estructura completa de aluminio y el sistema de suspensión nuevo, que asegura un máximo nivel de comodidad.

“No será un vehículo para hacer locuras off-road, sino para poder ir de la Ópera a los Alpes, rodeado del máximo lujo y confort, sin sufrir por las condiciones meteorológicas”, precisó Müller Otvos.

El SUV de Aston Martin, en tanto, llegará buscando nuevos usuarios, especialmente del género femenino, gracias a un espacioso habitáculo, un amplio maletero y el uso de los más elegantes y exclusivos materiales.

[box num=”2″]

El modelo estará basado en el conceptual DBX estrenado en el Salón de Ginebra de este año y se estima que debería estar a la venta en 2019, aunque no se ha confirmado si mantendrá la tracción total y la motorización eléctrica del prototipo. De todas maneras, para que nadie tenga dudas de su realización, la compañía anunció un fuerte apoyo económico.

“La inversión adicional de 300 millones de dólares nos permitirá fabricar el DBX y otros nuevos vehículos de lujo, para formar la cartera más fuerte y más diversa en nuestra historia“, dijo el CEO de Aston Martin, Andy Palmer.

Hasta Chile desde Japón llegan dos modelos que también se han posicionado en el segmento premium: las nuevas variantes con motor Diesel de Subaru, en sus modelos XV y Forester. Un SUV ligero y otro mediano, que proponen gran sofisticación técnica y alto equipamiento, que permiten lidiar con el tráfico urbano, pero también superar terrenos difíciles con sus cualidades más off road. Ambos SUV´s cuentan con nuevos bloques motrices con la tradicional arquitectura Boxer (cilindros opuestos en 180°), además de la eficiente tracción Symmetrical All Wheel Drive propia de la marca.

Estos son los SUVs marcarán la pauta en los próximos años. Son, de paso, el nuevo desafío de las marcas de lujo, fabricantes que evolucionaron sus diseños, dejaron de lado las carrocerías tradicionales y apostaron por una tipología que, por versatilidad, funcionalidad y sensación de seguridad, se convirtió en la referencia de la industria mundial. •••