En las oficinas de Antofagasta Minerals estaban preocupados por un proyecto inmobiliario que se emplazaba al oriente del edificio donde tienen sus oficinas corporativas, en Apoquindo 4001. Todo porque la iniciativa, cuya gestora es la Inmobiliaria Patio, amenazaba con tapar la privilegiada vista que tienen hacia la cordillera. Pero tenían una carta bajo la manga […]

  • 11 julio, 2014

Antofagasta Minerals

En las oficinas de Antofagasta Minerals estaban preocupados por un proyecto inmobiliario que se emplazaba al oriente del edificio donde tienen sus oficinas corporativas, en Apoquindo 4001. Todo porque la iniciativa, cuya gestora es la Inmobiliaria Patio, amenazaba con tapar la privilegiada vista que tienen hacia la cordillera. Pero tenían una carta bajo la manga que les permitió negociar. El holding minero tiene en su poder varios departamentos en el sector. Dos de ellos, precisamente en el edificio que sería demolido para construir el nuevo proyecto. Por eso, cuando Patio empezó a comprar los pisos para demoler la torre antigua y construir la nueva, se topó con este inconveniente. Las partes se sentaron a negociar y en mayo llegaron a un acuerdo. Un pacto que fue fácil de alcanzar, porque incluía parentelas por lado y lado: Jean Paul Luksic, presidente de Antofagasta Minerals es cuñado de Óscar Lería, socio de Patio.

El trato fue que el holding minero vendía los departamentos, a cambio de una servidumbre de vista, una figura que negociaron los abogados de ambas partes: Jara del Fávero por el lado de Amsa y Calderón & Cía. por la inmobiliaria.