Expertos del departamento de Economía de Oxford y el Banco Mundia publicaron un nuevo estudio de McKinsey Global Institute (MGI), en el cual dieron a conocer detalles e interesantes cifras sobre la automatización del trabajo en el futuro cercano. Según el estudio, en 2030 entre 400 y 800 millones de personas en todo el mundo […]

  • 30 noviembre, 2017

Expertos del departamento de Economía de Oxford y el Banco Mundia publicaron un nuevo estudio de McKinsey Global Institute (MGI), en el cual dieron a conocer detalles e interesantes cifras sobre la automatización del trabajo en el futuro cercano.

Según el estudio, en 2030 entre 400 y 800 millones de personas en todo el mundo tendrán que abandonar sus trabajos por la llegada de los robots, y de esta cifra, cerca de 375 millones no encontrarán un nuevo trabajo debido a la falta de conocimientos y preparación, es decir un 14% de la fuerza laboral mundial.

Sin embargo, este cambio afectará principalmente a la clase media de las naciones ricas como EEUU, Japón y Alemania, donde el trabajo automatizado será del 25%.En las naciones en vías de desarrollo, la falta de presupuesto evitará la automatización a dicha escala y solo el 9% de los puestos se verán afectados por los robots.

La pérdida de empleos hará que se creen nuevos puestos mejor remunerados debido al incremento en la productividad, pero con gente más preparada y mayores conocimientos, lo que pondría en jaque a las naciones en desarrollo debido a las deficiencias en la educación, por lo que la capacitación y especialización serán claves en algunos años.

Los puestos más propensos a ser substituidos por máquinas serán aquellos que requieren trabajo físico, como operadores de grúas, maquinaria pesada, cadenas de producción e incluso operadores de vehículos como taxis o camiones de reparto, así como administradores de oficina.