Diez emprendimientos sociales de todo el mundo participaron por el millón de dólares que entrega Chivas Regal a través de Chivas Venture, un concurso que premia innovaciones con impacto que podrían cambiar el mundo. Este año, el triunfo fue para el mexicano, Javier Larragoiti, con Xilinat, un sustituto del azúcar fabricado con desechos agrícolas.

Mientras el bote recorre los canales de Amsterdam al ritmo de una suave música y de frescos cócteles en base a whisky, el eslovaco Michal Matus, no pierde el tiempo. Se acerca a los asistentes con una sonrisa para contar sobre su emprendimiento: Save the Bees, una tecnología que apoya a miles de apicultores de Europa a través de una tecnología que simplifica el cuidado de las abejas, disminuye su mortalidad y aumenta la calidad de la miel.

Como él, son diez los finalistas que se encuentran en la capital holandesa para participar de la final de Chivas Venture, el concurso de la marca de Pernod Ricard que premia a los emprendimientos sociales de mayor impacto a nivel mundial.  

El proceso partió en enero. Fueron 20 los emprendedores que postularon para llevarse el millón de dólares que entrega Chivas Regal a través de este programa. En marzo los participantes participaron de una semana en Londres donde fueron parte del programa Accelerator -organizado por The Conduit- un entrenamiento intensivo donde además compartieron con emprendedores sociales del resto del mundo.

Así, después de entregar su información financiera, estrategias y modelos de negocio con los expertos convocados por Chivas para esta iniciativa, se determinó que solo diez llegarían a Amsterdam a participar de la final mundial.

Y aquí estamos. Hace frío y corre un viento helado, pero cada cierto rato las nubes despejan un sol tibio que recuerda que ya es primavera. El Chivas Venture se realiza en el marco del TNW la feria de tecnología más importante de Europa que reúne a las principales empresas del rubro con exposiciones, workshops, ruedas de negocio y stands.

El lugar escogido este año es el sector de Noord de la capital holandesa. Llegamos en bote, de esos que pasean por los canales para disfrutar de la ciudad desde una perspectiva diferente. El Chivas Venture tiene un sitio dispuesto exclusivamente dentro de la feria, y ahí están los 10 finalistas. El día anterior fueron seleccionados solo cinco. Hay nerviosismo. Los escogidos deben presentar en el escenario central del TNW sus emprendimientos. Son pitch de solo 3 minutos en los que deben convencer a los jueces y a los asistentes que merecen llevarse el premio mayor para escalar sus emprendimientos.

El jurado este año está compuesto por cuatro personas: Alex Ricard, presidente y CEO de Pernod Ricard; la actriz Zoe Zaldana; Cemal Ezel, fundador de Change Please y ganador mundial de Chivas Venture 2018; y Sonal Shah, economista y director ejecutivo fundador del Centro Beeck para el Impacto Social e Innovación de la Universidad de Georgetown.

Son varias las innovaciones que destacan este año. De Chile, participó Burn to Give de Eduardo Della Maggiora, la plataforma que permite transformar las calorías que se queman al practicar un deporte en un plato de comida para alguien que lo necesita. Pero hubo varios países en competencia. Estas son algunas de las historias de impacto que participaron en el Chivas Venture.

 

TYKN, Holanda

Tey El-Rula nació en Kuwait, pero a los cuatro años su familia tuvo que arrancar al Líbano debido a la invasión de Irak en 1990. Durante la Guerra del Golfo, su certificado de nacimiento se quemó y él quedó para siempre en calidad de refugiado. Hasta el día de hoy en su pasaporte y en su licencia de conducir, dice Desconocido en el ítem Lugar de nacimiento. Tey terminó viviendo en varios años en campos para refugiados hasta que Holanda le dio asilo.

Siempre se interesó por la tecnología, así que mientras pululaba de un campo a otro hizo un curso online en tecnología en la Universidad de Nicosia. Le fue bien y la universidad le entregó una beca para estudiar un master en tecnología digital y blockchain. Y así partió Tykn, un emprendimiento tecnológico que proporciona acceso a los derechos humanos a través de identidades digitales. A través de la tecnología blockchain, Tykn emite identidades digitales seguras a nivel mundial que preservan la privacidad y son resistentes a los ataques de datos.

“Hoy día hay 290 millones de niños bajo la edad de cinco años que no tienen certificado de nacimiento, y tenemos 640 millones entre 0 y 16 que no tienen sus documentos, Es como que no existieran, y si no existen se vuelven vulnerables. No solo porque no tiene no tienen acceso a la educación, ni seguro de salud, sino porque se vuelven vulnerables al tráfico sexual, al trabajo infantil e incluso peor, al tráfico de órganos”, explica Tey.

“Los estudios me probaron que si extiendes los servicios digitales a los campos de refugiados, podemos descubrir los talentos que ahí están. Lo único que falta es Identificar quiénes son y poder trabajar con ellos”.

 

 

AGUA SEGURA, Argentina

Nicolás Wertheimer es médico. Pero su trabajo en los hospitales no lo llenaba del todo. Paralelamente, en su trabajo veía cómo el agua contaminada era uno de los principales problemas de salud. Llegaban niños con enfermedades virales y parasitarias, producto de que no tenían acceso a un vaso de agua segura. “Las Naciones Unidas revelaron recientemente que el 33% de la población latinoamericana no tiene acceso a agua potable en sus hogares. Y solo en Argentina, el 17% de la población no tiene acceso a agua apta para el consumo y el 50% no tiene acceso a servicios sanitarios”, explica Nicolás.

Decidió renunciar, dejó el hospital y empezó a investigar qué tecnología existía para poder limpiar el agua. Así, encontró un proyecto de la OMS que a través de nanotecnología permite filtrar el líquido y dejarlo claro y potable. Si rol entonces fue llevar esta tecnología a donde más se necesitara: escuelas rurales, lugares alejados que no tenían acceso a agua potable. Así partió Agua Segura, proyecto gracias al cual hoy 100 mil personas pueden hidratarse sin riesgos, pero además conocer y educarse más sobre el manejo del agua y evitar la contaminación de ésta.

El emprendimiento de Nicolás empezó a crecer y hoy además de trabajar con las comunidades, está atacando el problema ambiental de la contaminación de napas y la erosión que no permiten un proceso de filtrado natural y seguro. Para eso, hoy está escalando su proyecto hacia soluciones en infraestructura, economía circular de agua y reforestación.

 

SPEAK, Portugal

Hugo Merino vivió lo que era estar en otro país y no conocer el idioma y no tener redes de contacto. Desde esa experiencia partió en 2014 creando un modelo para conectar personas que llegaban a otras naciones con locales. “Me di cuenta que hay mucha gente que debe cruzar sus fronteras contra su voluntad muchas veces o escapando de la violencia o en busca de una mejor vida, y que ellos enfrentan los mismos desafíos que yo enfrenté, pero con una intensidad diferente. Y quise ayudarlos. Ese fue el gatillante”, cuenta Hugo. Cómo conectar inmigrantes con pesonas locales y crear lazos fuertes y significativos se convirtió en su objetivo. Empezó a testear modelos y se dio cuenta que la curiosidad por el lenguaje y la cultura funcionaba como un buen rompe hielo. Así entonces se lanzó con Speak, una plataforma en la cual personas u organizaciones se inscriben en un programa de 18 horas para compartir experiencias con locales de un país. A través de juegos y dinámicas específicas, se van generando redes que luego ayudan a esas personas a adaptarse más fácil a la nueva cultura y generar lazos de apoyo. “Empezamos lento al principio y ahora está funcionando muy bien en Portugal. Así que creamos un modelo de franquicia internacional que nos permite abrir Speak en nuevas ciudades. Hoy, la plataforma ya ha sido usada por 16 mil personas y crece año a año.

COPIA, Estados Unidos

Komal Ahmad iba directo a convertirse en oficial de la marina de EE.UU. cuando se encontró con un hombre que pedía comida en la calle. Algo la hizo parar e invitarlo a almorzar. Ahí John le contó su historia: venía llegando de Irak y no tenía sus certificados militares, por lo que no había podido comer en tres días. Algo le hizo click. Se dio cuenta de la paradoja de la cantidad de comida que se vota día a día en las principales ciudades de Estados Unidos, y por otro lado el que todavía haya gente que muere de hambre. “El hambre no es un problema de escasez, es un problema de logística”, se dijo. Con esa premisa, se lanzó a fundar Copia, una empresa de tecnología que ayuda a las empresas a rastrear y administrar el desperdicio de alimentos, donar el exceso comestible a los necesitados y obtener beneficios financieros pagando menos impuestos. “Cada año en Estados Unidos, desperdiciamos 2 veces más comida que la que se necesita para alimentar al mundo. Hay negocios que tiran cientos de millones de kilos de alimentos, mientras que otros enfrentan el hambre a diario, y estos grupos a menudo viven uno frente al otro”, explica. Copia es una app que permite que una organización que quiera donar alimento, haga match con otra que lo necesita.

 

CATAKI, Brasil

(Ganador del premio del público)

Fue mientras pintaba un muro en la parte interior de un viaducto que Mundano conoció el mundo de los cartoneros. Un recolector lo increpó y el grafitero le ofreció pintar su carro “Tu basura es mi lujo”, fue su mensaje. Y la frase se transformó en su marca registrada. Así partió un recorrido que ya lleva casi quince años. Juntos a otros artistas callejeros, empezó a pintar los carros de los cartoneros con frases como: “El cartonero vale más que un ministro de medio ambiente”, “Mi trabajo es honesto, ¿y el tuyo?”, “Por cada tonelada de cartón que se recolecta, 20 árboles dejan de cortarse”. Así, Mundano se transformó en activista ambiental y su trabajo viajó y empezó a replicarse por todo el mundo a través de los carros de los recolectores.

Así nació Cataki, un emprendimiento que busca reducir los desechos ambientales, conectando a entidades o personas que generan desechos con recicladores para promover una economía circular. A través de una aplicación, las personas que quieran reciclar sus residuos pueden contactarse con un recolector cercano y facilitar esa tarea.

Mundano explica que anualmente Brasil desecha más de 2,5 mil millones de dólares en artículos reciclables, los que finalmente terminan en los rellenos sanitarios. Y un recolector de desechos puede recoger y reciclar al menos una tonelada de papel por semana, con lo que salva 22 árboles, usa 75% menos de energía y contamina un 74% menos el aire, explica el artista.