¿Cómo decidimos el tema central de la revista? ¿Cuáles otros estuvieron en pauta? ¿Por qué ese diseño? ¿Quiénes participaron? Aquí te lo respondemos.

  • 10 abril, 2020

El jueves 2 de abril en la tarde, durante la reunión de pauta, las 6 periodistas que trabajamos en Revista Capital y la directora de Arte, nos enfrentamos a la habitual encrucijada de los días cercanos al cierre: cuál debiera ser la portada para esta edición, la 514, que se publicaría hoy. Barajamos diversas alternativas, entre ellas, una entrevista a una autoridad relacionada al Covid-19 –alguien que estuviera encabezando la crisis sanitaria o un titular detrás de las medidas económicas del gobierno. Propusimos nombres de científicos y científicas para tratar en extenso el problema y sus posibles consecuencias. Un empresario o empresaria que se explayara sobre las medidas que estaba tomando su compañía así como conversar sobre el rol del sector. También pensamos en un arquitecto u arquitecta, y que nos diera su visión de cómo la pandemia afectará la vida en las ciudades.

Mientras llenábamos nuestra pizarra virtual con nombres, nos dimos cuenta que en todas aquellas ideas había un punto en común: reflexionar sobre el futuro después del Covid-19. O más bien, qué le espera al mundo cuando acabe la crisis. Decidimos entonces hacer una portada gráfica cuyo concepto de base fuera “La vida después del Covid-19”. Debía tener cinco visiones: alguien que hablara sobre cómo cambiarán las relaciones humanas, la arquitectura, la forma de hacer negocios, la educación y la política.

Así elegimos a nuestros cinco entrevistados: Guillermo Tagle, presidente de Credicorp Capital Chile, quien es un empresario que por estos días ha tenido un proceso de reflexión precisamente sobre este asunto. Dice que la vida nunca más va a ser igual. A su juicio, “La pandemia provocó una aceleración total”. Debemos tener cuidado y proteger a los sectores que puedan quedar heridos en el camino. “Van a haber algunos que por la rapidez de la tecnología, podrán acelerar sus negocios. Y probablemente, aparecerán unos nuevos. Pero otros, lo perderán todo. A ellos debemos ayudar”, señala.

La periodista Josefina Ríos, conversó con el norteamericano Steven Levitsky, profesor de Harvard en las asignaturas de Gobierno y Estudios Sociales, quien plantea que “existe una gran amenaza para las democracias débiles del mundo”.

La periodista Sofía García Huidobro entrevistó al Premio Nacional de Ciencias Naturales Humberto Maturana y a Ximena Dávila, quien trabaja con él en el Instituto de Formación Matríztica. Ella señala que “una experiencia dolorosa como esta nos muestra lo vulnerables, y a la vez arrogantes que somos como seres humanos”, mientras que el biólogo afirma que sería muy positivo que una situación como la actual abriese un espacio a la colaboración, porque sólo así podremos detener la propagación.

Alejandra Celedón, quien representó a Chile en la Bienal de Venecia en 2018, señala que “el poder de la concentración urbana se ha vuelto el arma más destructiva del virus y el centro de las discusiones post Covid-19”. Plantea que las urbes deben ser lugares más equitativos, con espacios abiertos, con parques públicos y ventilación. Finalmente concluye que “el mundo fortalecerá sus muros”.

Isabel Ovalle habló con el economista de Stanford Eric Hanushek, quien ha sido de los primeros en medir la efectividad de los profesores en sus métodos educativos. Él dice: “Las brechas socioeconómicas seguramente se ampliarán porque los padres más educados podrán hacer mucho más en términos de educar a sus hijos”.

¿Y cómo lo diseñamos?

            Constanza Acevedo es la directora de Arte. Lleva trabajando 20 años en Capital, por lo tanto, es la persona que ha diseñado prácticamente todas las portadas de la revista. En pauta conversamos con ella sobre el tema central: “La vida después del Covid-19”. Pero ella le siguió dando vueltas al asunto, para “aterrizarlo” de una manera gráficamente novedosa.

 

 

Confiesa que estaba algo confundida. Hasta que dio con la idea de “Reinicio”. Lo planteó al equipo, y nos hizo sentido. En base a eso, comenzó a trazar líneas.

Su primer boceto, relata ella, lo vislumbró mientras diseñaba la revista: el computador se comenzó a «pensar» y apareció el clásico ícono de colores. “Por ahí tenemos que ir”, pensó. Armó así su primera propuesta.

Había algo que no la convencía del todo. Conversó con la ilustradora Alejandra Reitze, quien ha trabajado con nosotras en otras oportunidades. Ella pidió un par de horas, hasta que llegó con el diseño que finalmente elegimos.

Un arquitecto colaborador de Capital también participó de esta lluvia de ideas. Él pensó que la “rueda” debía fusionarse con el ícono que grafica el virus Covid-19. Así, «maqueteó» esto:

 

 

Queremos compartir contigo los otros proyectos que “compitieron” para esta edición.

¿Cuál es tu preferida?