El filántropo norteamericano no sólo advirtió los efectos de esta pandemia hace cinco años sino que además la fundación que preside con su mujer, Melinda, está invirtiendo para dar con una vacuna. El empresario se ha transformado en un factor político al respaldar –y apoyar financieramente– a la OMS frente a las críticas de Donald Trump. Por eso, lo elegimos como portada de esta edición.

  • 24 abril, 2020

“La historia principal del Covid-19 no será lo que hemos vivido hasta ahora, sino lo que sucederá después”, escribe Bill Gates en la edición de El Economist publicada ayer, jueves 23 de abril. El cofundador de Microsoft agrega que hasta que no exista una vacuna, no tendremos una vida normal.

El protagonismo que ha tenido el filántropo norteamericano estos días es indiscutido. E inesperado. Por eso lo elegimos a él para el artículo principal de esta edición: no sólo advirtió los efectos de esta pandemia hace cinco años sino que además la Fundación Bill y Belinda Gates está invirtiendo más de 250 millones de dólares en investigaciones para dar con una vacuna.

“En tiempos normales, un virus lo estudian y manejan los doctores. En tiempos de pandemia, se abre el desafío a muchos. Esta edición de Capital tiene en portada precisamente un improbable en tiempos normales. Un empresario tecnológico, devenido en filántropo que se metió en primera línea para coordinar esfuerzos para prevenir el contagio del COVId 19.

De todos los desastres que traerá esta pandemia- muertes, temor, frenazo económico, desempleo, precariedad- hay una pequeña página de iluminación. En ellas está escrita la historia de quienes saltaron a un desafío enorme que podrían haber delegado en otros. En nuestras democracias modernas delegamos en aquellas instituciones públicas y a ellas exigimos información, resultados y tranquilidad. Estudios gubernamentales, proyectos de ley, esfuerzos de organismos internacionales. Pero lo válido en tiempos ordinarios no lo es quizás para los extraordinarios. Lo privado toma su espacio en escenarios así, desde la flexibilidad y la audacia.

En esta portada, quisimos relevar el rol que ha jugado Bill Gates en el liderazgo para evitar la propagación del coronavirus y encontrarán en el artículo también otros enormes aportes de filántropos a la causa”, señala la directora de Capital, Marily Lüders.

De todo esto hablamos con chilenos que conocen su trabajo de cerca –entre ellos el ex presidente Ricardo Lagos–, con científicos, periodistas norteamericanos y colaboradores de sus proyectos, entre ellos un ejecutivo de la Chan Zuckerberg Foundation, del fundador de Facebook, quien invirtió en las investigaciones que se están realizando en esta pandemia.

El reporteo, en todo caso, no fue nada fácil. En la Gates Foundation los investigadores tienen prohibición de hablar con la prensa, a no ser que desde la plana ejecutiva les den luz verde. De todas maneras, conseguimos conversar off the record con personas que trabajan ahí dentro, quienes nos contaron cómo es la relación del equipo con Gates y cómo es el trabajo a diario.

¿Cómo lo diseñamos?

Titulamos el artículo con la frase “Salud por Gates”, claramente por su doble lectura: el rol que cumple el empresario en temas sanitarios en todo el planeta, y porque estamos aplaudiendo y reconociendo aquello que él hace.

Para ilustrarlo, buscamos fotografías en primer plano, y otras de lejos, en un podio. Porque uno de los videos más viralizados estos días es precisamente es el TED de abril del 2015 donde él habla de la próxima pandemia, y de lo poco preparados que estábamos en el mundo para enfrentarla. Por eso, le pedimos a la encargada de comunicaciones de TED que nos prestara una fotografía de ese día.

Constanza Acevedo, directora de Arte de Capital, diseñó distintas opciones. Aquí te las dejamos para que conozcas cómo fue el proceso. ¿Cuál es tu preferida?

 

Para leer el artículo completo, te invitamos a suscribirte.