Los datos que pueden ver son el nombre del destinatario, la hora de envío e incluso el mismo mensaje.

  • 3 julio, 2018

El año pasado, Google afirmó que dejaría de usar los mensajes que los usuarios envían por Gmail para fines publicitarios, sin embargo, según una investigación de The Wall Street Journal, nuestros correos podrían no estar tan a salvo como quisiéramos.

Ciertas aplicaciones de terceros pueden “escanear las bandejas de entrada de millones de usuarios de Gmail”, según WSJ. Google confirmó la información, pero aseguró que solo pueden acceder a esto los desarrolladores de confianza y bajo el consentimiento expreso del usuario.

Los datos a los que se tiene acceso van desde el nombre del destinatario, la hora de envío e incluso el mensaje mismo, información que la compañía proporciona bajo el cumplimiento de unos criterios que son aceptados por las personas que utilizan esas aplicaciones y que, como en la mayoría de las ocasiones en las que se aceptan las condiciones y términos de uso, pasan desapercibidos.

Además, desde le gigante de internet confirman también que los propios empleados de Google pueden tener acceso a los correos electrónicos “en casos muy específicos en los que nos solicite y otorgue su consentimiento, o cuando lo necesitemos por motivos de seguridad, como la investigación de un error o abuso”.

Si no quieres que nadie lea tus correos, puedes gestionar los servicios y aplicaciones vinculadas a tu cuenta de Gmail desde la herramienta de la compañía dedicada a eso.