Hace poco menos de un mes, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentó un precedente en la jurisprudencia relativa a Internet al dictar como sentencia que los usuarios podrán pedir a Google que borren aquellos enlaces que vulneren su privacidad, porque tienen derecho a ser olvidados después de un cierto tiempo. Conocida esta […]

  • 7 junio, 2014

Google

Hace poco menos de un mes, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentó un precedente en la jurisprudencia relativa a Internet al dictar como sentencia que los usuarios podrán pedir a Google que borren aquellos enlaces que vulneren su privacidad, porque tienen derecho a ser olvidados después de un cierto tiempo.

Conocida esta resolución, [tweetable]Google ha recibido más de 41 mil solicitudes de ciudadanos europeos para ejercer su derecho al olvido[/tweetable] durante los primeros cuatro días después de que la compañía publicara en su web un formulario para recolectar los pedidos de eliminación.

Las peticiones, que llegan a más de 10 mil al día, o el equivalente a siete por minuto, deben especificar los motivos de querer borrar cada vínculo con argumentos que realmente tengan peso y que Google evaluará la solicitud buscando un equilibrio entre el derecho a la privacidad y el derecho público a conocer cierta información.

Revise el artículo completo en The Wall Street Journal