“Ford tendrá un vehículo autónomo en cinco años”, así lo anunciaba Mark Fields, presidente ejecutivo de la compañía a través de una videoconferencia en Sillicon Valley. El valle tecnológico por excelencia en el que Ford abrió su centro tecnológico en 2015 (y firmó una alianza con Google), será el punto neurálgico del auto autónomo de […]

  • 17 agosto, 2016

Ford-android-auto

“Ford tendrá un vehículo autónomo en cinco años”, así lo anunciaba Mark Fields, presidente ejecutivo de la compañía a través de una videoconferencia en Sillicon Valley. El valle tecnológico por excelencia en el que Ford abrió su centro tecnológico en 2015 (y firmó una alianza con Google), será el punto neurálgico del auto autónomo de la compañía en contacto con los cuarteles generales de Detroit.

La firma duplicará hasta 260 sus ingenieros y sus instalaciones superarán los 30.000 metros cuadrados para tener un vehículo autónomo “que se puedan permitir las masas”, en clara alusión a la exclusividad que promulga Tesla, a partir del año 2021.

Será un vehículo con una autonomía de grado cuatro de una escala que va de cero a cinco. Actualmente, vehículos como el Tesla Model S con su sistema autopilotado estaría en un estadio tres de automatización de la conducción. El Mercedes Clase E también cuenta con nivel 3 de automatización. El nivel 4 al que se refiere Ford permite al vehículo circular de forma autónoma en sitios ampliamente cartografiados, es decir, núcleos de las grandes ciudades.

Fields habló sin tapujos de hacer autos “sin volante, ni acelerador ni freno, ni, por supuesto, conductor”. Ahora bien, Ford tiene claro que hasta que la tecnología de vehículo autónomo sin necesidad de conductor se implante de forma masiva entre los particulares “pasarán muchos años”. Primero, irán las flotas, sobre todo las de transporte de viajeros.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.