La FNE inició una investigación oficial contra las empresas en diciembre del año pasado, fundada en antecedentes enviados a la autoridad por organismos similares de otros países, lo que encendió las alarmas de la fiscalía. “(La investigación) partió de oficio haciendo eco de ciertas informaciones que nos transmitieron otras agencias extranjeras y eso nos permitió […]

  • 29 octubre, 2015

papel-

La FNE inició una investigación oficial contra las empresas en diciembre del año pasado, fundada en antecedentes enviados a la autoridad por organismos similares de otros países, lo que encendió las alarmas de la fiscalía.

“(La investigación) partió de oficio haciendo eco de ciertas informaciones que nos transmitieron otras agencias extranjeras y eso nos permitió efectivamente encontrar ciertos antecedentes que eran atractivos para los efectos de iniciar una investigación“, señaló Felipe Irarrázabal, titular de la FNE.

Luego, en marzo de 2015, CMPC se autodenunció, señalando que, tras una investigación interna se había detectado que un grupo de ejecutivos de la filial habrían participado “en acuerdos de coordinación” con ejecutivos de la competencia, lo que fue informado el 27 de ese mes a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) en un hecho esencial reservado y a la misma FNE.

“Esta información se obtuvo en el marco de una investigación que el mismo directorio instruyó en el segundo semestre de 2014, luego de tomar conocimiento de investigaciones por infracciones a la libre competencia en otros países de la región en los que tiene presencia CMPC Tissue (…) dichas investigaciones por autoridades extranjeras no involucraban directa ni indirectamente al mercado chileno“, señaló al regulador local.

Hecha la autodenuncia, CMPC solicitó a la FNE acogerse al beneficio de la delación compensada, lo que fue autorizado por la fiscalía el 10 de agosto de este año. Anteriormente, la firma había decidido el despido de Morel Bulicic, el que se concretó el 2 de julio del año pasado.

“El hecho que algunos de nuestros ejecutivos haya realizado acciones contrarias a la libre competencia no sólo contraviene la legislación vigente sino que afecta profundamente nuestra forma de actuar como empresa, las políticas corporativas y nuestra cultura organizacional”, dijo CMPC en un comunicado.

En el caso de SCA, ex PISA, a fines de septiembre pasado la FNE ordenó la incautación de documentos desde las oficinas de la firma, la que a principios de octubre también reconoció hacer participado del cartel, y solicitó acogerse a los beneficios del programa de delación compensada -lo que le permite optar a la reducción de las multas-, lo que fue autorizado por la FNE la semana pasada.

En la demanda presentada ante el TDLC, la FNE solicitó aplicar una multa de 20 mil UTA, unos US$ 15,6 millones con SCA (ex PISA), pero eximió a CMPC. Asimismo, pidió al tribunal obligar a las firmas a pagar las costas del juicio.

Producto de la investigación y el posterior requerimiento, CMPC informó que tomó una serie de medidas, entre ellas la de despedir a los ejecutivos involucrados en el caso; contratar un gerente externo para CMPC Tissue y evaluar los sistemas de control interno, entre otras.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.