El mensaje es bastante simple y directo: el gasto de los consumidores chilenos está aumentando muy rápido y necesita bajar su velocidad. ¿Por qué? Chile dio a conocer que en enero de este año su actividad económica creció un 6,7% en comparación con el mismo periodo en 2012. Si bien Felipe Larraín, ministro de Hacienda, está […]

  • 9 marzo, 2013
Billetera. Foto Flickr

Billetera. Foto Flickr

El mensaje es bastante simple y directo: el gasto de los consumidores chilenos está aumentando muy rápido y necesita bajar su velocidad.

¿Por qué? Chile dio a conocer que en enero de este año su actividad económica creció un 6,7% en comparación con el mismo periodo en 2012.

Si bien Felipe Larraín, ministro de Hacienda, está contento con estos resultados y afirma que esto demuestra la existencia de una demanda robusta, una oferta dinámica y un aumento sólido de las inversiones, Michael Henderson de Capital Economics no es tan optimista, informa el Financial Times.

Henderson sostiene que cuando el crecimiento del gasto de consumo tiene dos dígitos, éste se vuelve insostenible y necesita calmarse para evitar que  la economía “acumule problemas para el futuro”. El economista agregó que Chile está viviendo “por encima de sus posibilidades”, dice el diario.

“Las ventas del retail, según lo reportado por el Instituto Nacional de Estadísticas, crecieron en promedio 9,5% en el último trimestre de 2012,  y 9,1% en el tercer trimestre (…)”, afirma Henderson y agrega: “El actual déficit de cuenta se ha extendido en los últimos años, a pesar de que el precio del cobre se ha logrado mantener dentro de sus niveles más altos. Esto ha sido impulsado principalmente por un exceso del gasto del sector privado por sobre el ahorro, lo que sugiere que los consumidores y las empresas se han vuelto dependientes de los préstamos para financiar sus actuales niveles de gastos”.

Sin embargo, Larraín sostiene que dentro de los próximos meses la tasa de crecimiento rondará el 5%.

Revise el artículo completo en Financial Times.