La práctica de que [tweetable]empleados de Facebook puedan entrar a cuentas de usuarios[/tweetable], para la empresa es una manera de simplificar labores. Sin embargo, para algunos clientes, es una violación a la privacidad. En la plataforma no se notifica que alguien ha entrado al perfil. La polémica se originó cuando Paavo Siljamäki, director de sello […]

  • 5 marzo, 2015

Facebook Stock

La práctica de que [tweetable]empleados de Facebook puedan entrar a cuentas de usuarios[/tweetable], para la empresa es una manera de simplificar labores. Sin embargo, para algunos clientes, es una violación a la privacidad. En la plataforma no se notifica que alguien ha entrado al perfil.

La polémica se originó cuando Paavo Siljamäki, director de sello Anjunabeats, publicó en la red social que un empleado de Facebook (en las dependencias de la compañía) le había preguntado si podía revisar su perfil, él accedió, pero se sorprendió porque ingresó sin propocionar nombre ni contraseña. “Esto me hizo preguntar cuánto personal tiene esta especie de clave maestra. ¿Cuáles son las reglas sobre quién y cuándo pueden acceder a nuestro contenido privado?

Por su parte, la firma, a través de un comunicado explicó que hay una cierta cantidad de trabajadores cuyas responsabilidades laborales requieren que usen herramientas que tiene la clave maestra, pero que cualquier abuso, puede llevar a que ese empleado pierda su trabajo. “Los designados sólo podrán acceder a la información que sea necesaria para llevar a cabo su trabajo, como responder a informes o consultas de apoyo”, señalaron.

Revisa la noticia completa en ABC.es