“Fuimos demasiado lentos para reconocer cómo los malos actores estaban abusando de nuestra plataforma”, dijeron refiriéndose a las últimas elecciones de EEUU.

  • 23 enero, 2018

Hace poco más de una semana que Facebook decidió cambiar su algoritmo para que sus usuarios vieran en su News Feed más publicaciones de amigos que de páginas de medios de comunicación, para evitar la propagación de noticias falsas.

Ahora, en el blog de la red social, han iniciado una reflexión con una serie de publicaciones en las que se preguntan sobre los efectos de las redes sociales en la decmocracia.

“Si hay una verdad fundamental sobre el impacto de las redes sociales en la democracia es que amplifica la intención humana, tanto buena como mala. En el mejor de los casos, nos permite expresarnos y actuar. En el peor de los casos, permite a las personas difundir información errónea y corroer la democracia”.

Samidh Chakrabarti, responsable de producto de colaboración cívica, explicó que aunque “las redes sociales hacen que sea más fácil para las personas tener voz en el gobierno: para debatir cuestiones, organizarse en torno a las causas y responsabilizar a los líderes. Las elecciones en Estados Unidos de 2016 pusieron de relieve los riesgos de la intromisión extranjera, las noticias falsas y la polarización política”, admite el directivo que apunta que “el efecto de las redes sociales en la política nunca ha sido tan crucial”.

para que este tipo de casos no se vuelva a repetir, según Facebook se necesita una política más transparente, un mayor control de los anuncios electores y una herramienta para identificar propaganda.