{mospagebreak} Inicio Se necesitan estrategas   La crisis dejo varias lecciones. Los negocios del futuro se cerraran con otras herramientas. hoy, Para los directores de los MBA en Chile la vara es alta: mantener el modelo de preparación, pero incluir instrumentos innovadores para los tiempos que vienen. Mucha practica y anticipación es […]

  • 10 junio, 2009

 

 

 

{mospagebreak}

Inicio

Se necesitan estrategas

 

La crisis dejo varias lecciones. Los negocios del futuro se cerraran con otras herramientas. hoy, Para los directores de los MBA en Chile la vara es alta: mantener el modelo de preparación, pero incluir instrumentos innovadores para los tiempos que vienen. Mucha practica y anticipación es parte de lo que se enseña hoy a los profesionales exitosos. Por Elena Martínez.

Hoy no basta sólo con dirigir una empresa, sino que hay que ser capaz de crearla y hacerla crecer. Y ello aún en medio de los más arrasadores temporales, apelando al ingenio, la inteligencia, la constante preparación y la audacia.

Parece una tarea digna del más hábil estratega, pero es el norte que predomina hoy en los más prestigiados programas de MBA del país. Un resultado directo de la crisis financiera y económica que obligó a mirar de modo distinto los mercados y la forma más eficiente de operar en ellos.

“Los negocios de mañana deben fraguarse con nuevas herramientas”, se enfatiza en el mundo académico especializado.
Es el nuevo escenario. Son los MBA post crisis. La formación para los profesionales del futuro, capacitados para tomar decisiones eficientes y oportunas ante vaivenes inesperados y rupturistas, y haciendo una lectura e interpretación predictivas de la información económica.

La mayoría de los planteles que los ofrecen recalcan que las mallas de contenidos no se modifican por meras coyunturas –por más duras que sean– sino que por tendencias. Confían en que el enfoque de los cursos responde a objetivos de largo plazo, los cuales no se han visto necesariamente alterados. Es más, si se analizan los orígenes de los problemas actuales se puede ver que en los temas donde más se falló son “aquellos considerados como los más básicos como, por ejemplo, que los inversionistas se acostumbraron a altas tasas de retorno, ignorando los riesgos asociadas a éstas”, indica Hernán Román, director del MBA del ESE Escuela de Negocios de la Universidad de los Andes.

También argumentan que la crisis efectivamente hizo cambiar el contexto de mercado y la fortaleza de los actores presentes en él, pero no el modelo de preparación de los profesionales.

Igual, hay cambios y algunos, sustantivos. La mayoría apunta a la preparación práctica de quienes aspiran a convertirse en líderes de sus empresas en materia de gestión. En otras palabras, exponiendo a los alumnos a experiencias reales.

 

 

Un antes y un después

 

En la Universidad Adolfo Ibáñez trabajan en esta línea. El director del programa de MBA, Ramón Molina, sostiene que “la crisis financiera, sin duda, ha de marcar un antes y un después en cuanto a la visión de los programas” y que “los sucesos que detonaron la crisis financiera ponen en evidencia que el modelo tradicional requiere ser cuestionado”.

En su opinión, muchos planes formativos han estado marcados por el individualismo y con el foco únicamente en la gestión regida por la maximización del valor para el accionista. La reflexión de la UAI es sobre el impacto social de las decisiones empresariales, que debe ser asumido e incorporado en los programas de formación.

Claudia Halabí es la directora de la Escuela de Postgrado de la facultad de Economía y Empresa, en la Universidad Diego Portales. Ella sostiene que los actuales mercados, hipercompetitivos y cambiantes, les han exigido incorporar en los planes de estudio los avances tecnológicos experimentados, el desarrollo de nuevas herramientas estratégicas y una diversidad de conocimientos que han revolucionado la forma de hacer negocios y construir redes.

Es precisamente en los momentos de crisis, diagnostica, cuando los profesionales deben prepararse para ser capaces de dar soluciones más innovadoras, creativas y con visión de futuro. De hecho, muchos hombres y mujeres de empresas han decidido continuar su formación profesional en el actual escenario, donde ya se habla de una nueva arquitectura de las finanzas y los negocios. Y aquí hay un concepto clave si se miran los MBA post crisis: la adaptación al cambio.

Eso sí, aclara que la crisis responde al ciclo económico que siempre ha existido pero que esta vez fue más fuerte y persistente, lo que “no implica que producto de la crisis tenga que cambiar el programa de MBA radicalmente”.

En esta visión, se postula que la coyuntura tiene que ser tomada como una oportunidad.

Y así, por ejemplo, en los programas de MBA de la Universidad Católica la renovación no es resultado de un hecho puntual sino que producto de la evolución natural que debe tener la enseñanza de negocios postgrado. Jorge Herrera, director de dichos programas, sostiene que hace 50 años el plan se fundaba en una sola carrera y una sola empresa. Hoy, dice, “hemos visto ejecutivos enfocados en el éxito económico como paradigma para medir el éxito”, mientras que lo que se espera a futuro es una generación que buscará desarrollar su carrera para obtener felicidad en la realización personal y profesional. Y son estas tendencias las que motivan a realizar cambios en nuevos cursos, metodologías de enseñanza y habilidades.

Sobre adecuaciones post crisis, reitera que es una tarea permanente, independiente de la coyuntura. “En particular, hemos intentado mejorar las metodologías de enseñanza mediante el uso intensivo de casos prácticos, ejercicios aplicados y talleres”. Se trata de que los alumnos sepan el qué se debe hacer (teoría) y cómo hacerlo (práctica).

“Hemos intentado que nuestros alumnos tomen conciencia del impacto que tienen sus decisiones sobre otros constituyentes cuando ejercen un rol de liderazgo”.

El director del Departamento de Administración de la facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Pedro Hidalgo, explica que en el caso de ese plantel los programas están orientados a preparar a los alumnos en la toma de decisiones que permitan generar ventajas competitivas a sus organizaciones, a través de saber administrar sus empresas con actores en un ambiente principalmente externo y global: consumidores, competidores, distribuidores, proveedores y contexto de mercado; es decir, económico, político, sociocultural, tecnológico y ecológico, entre otros.

La crisis lo que ha hecho es cambiar más dramáticamente el contexto de mercado y las fortalezas de los actores pero no el modelo en el cual los alumnos son preparados. Así, argumenta, han enfatizado en la malla los cursos y el enfoque centrados en el cliente, enfatizando la necesidad de entenderlo y conocerlo. Ello, para adquirirlo y, cuando corresponda, fidelizarlo.

“Hemos realizado análisis de distintas industrias, comparando cuándo es más conveniente adquirir y cuándo retener –puntualiza–. Hemos analizado modelos que muestran la importancia de medir en base a la rentabilidad e impacto competitivo cada una de las decisiones”.

En el fondo, el enfoque no está en generar participación de mercado sino que participación en las compras de cada cliente (Wallet share). Según el académico, “si General Motors hubiese tenido este enfoque en vez de un enfoque al producto, no hubiese quebrado”.

Para el director del MBA de la Universidad del Desarrollo, Raúl Alée, estos programas deben estar constantemente adaptándose a las necesidades del medio en el que se desenvolverán sus alumnos. Sin embargo, hay que tener cuidado con cambiar un programa de estudios frente a situaciones coyunturales. Los cambios, indica, deben obedecer más bien a la lógica de adaptarse a las nuevas tendencias, criterio en el que coincide con los representantes de otros planteles.

“Hace 25 años había que enseñar cómo gestionar una empresa con la llegada de los computadores; hace 20, con la globalización de los mercados; hace 15, con la llegada de Internet; hace 10, con las punto com; hace 5, con los temas de responsabilidad social –señala–. Hoy el emprendimiento como motor de las economías es un tópico que genera valor permanente”.

 

 

El nuevo profesional

 

La incertidumbre, producto de la crisis y sus lecciones, impone desafíos vinculados al desarrollo de competencias personales y habilidades gerenciales que permitan, sobre todo, adaptarse al cambio y desempeñarse en organizaciones flexibles.
El cambio aquí resulta fundamental al priorizar herramientas de formación.

Claudia Halabí, de la UDP, sostiene que entre los nuevos instrumentos que se están entregando a los alumnos pata aprender a actuar ante una crisis económica y financiera inesperada, está el trabajar “los conceptos y experiencias que les permiten gestionarse emocionalmente, comprometerse con proyectos y estar abiertos al aprendizaje y, sobre todo, adaptarse al cambio”.

A nivel de relaciones, hace hincapié en aquellas competencias blandas que se manifiestan en la interacción y trabajo en equipo.
Así, el profesional exitoso del futuro también debe contar con las bases metodológicas para analizar casos y tomar decisiones, además de plantear y defender posiciones, aprender de otros, formar equipos de trabajo eficientes y crear redes.

“Les enseñamos a estar atentos a lo que ocurre en la organización y en su entorno, visualizar oportunidades y liderar el crecimiento”, puntualiza la docente de la UDP.

La Universidad del Desarrollo busca formar emprendedores, enfoque que el responsable del MBA, Raúl Alée, califica como “relativamente nuevo en Chile”, pero preocupación actual en cualquiera de las universidades de mayor prestigio internacional. “Es por eso que este sello que hoy tiene nuestro MBA, y que refleja nuestro liderazgo de varios años en la formación de emprendedores, se origina en nuestra relación de más de 7 años con Babson College, la escuela de negocios número 1 en el mundo en la especialidad del emprendimiento”, destaca.

El MBA post crisis muestra nuevos énfasis, fruto de una generación que busca nuevas metas, sostiene Jorge Herrera, de la UC. “Los MBA líderes en el mundo, y nosotros también, estamos profundizando el desarrollo de la inteligencia emocional y espiritual, acrecentando las habilidades como el autoconocimiento, la instrospección, la empatía y la comunicación, y la capacidad para tomar decisiones, lo cual se refleja en metodologías que privilegian el pensamiento crítico y creativo”, indica.

Los análisis apuntan a que muchos MBA tenían, en la época previa a la crisis, un fuerte componente teórico, desvinculado de la realidad. Y que los de excelencia no se quedaban sólo ahí, en la enseñanza de determinadas disciplinas, sino que buscaban crear espacios de inmersión para el aprendizaje. Dichos espacios desarrollan profundas transformaciones a nivel de análisis y de comportamiento.

En la UAI se enfatiza que “éste ha sido y será nuestro elemento diferenciador a través del tiempo” y que “la crisis vino a mostrar que estamos en el camino correcto”. Como ejemplo, Ramón Molina menciona el módulo Awareness, único en Chile, y que enseña a estar atento a los cambios y las oportunidades; a navegar con ventaja en economías en desequilibrio constante y a asumir los nuevos paradigmas como desafíos y como amenazas; a no conformarse con jugar el juego preexistente, sino a crear con osadía nuevas reglas del juego.

Estos serían, según este concepto, los rasgos que hoy caracterizan a las empresas exitosas. Organizaciones que se plantean como protagonistas de los acontecimientos y no como espectadoras; y con actores que aplican inteligentemente en su entorno de negocio conceptos como sensemaking o comprender el juego actual y ver más allá de lo evidente, o inventing, que es crear un nuevo modelo de negocio y cambiar las reglas del juego.

Todo ello, por cierto, con un enfoque basado en los aspectos éticos del negocio, conceptos que –coinciden los planteles– hoy son fundamentales para enfrentar este mundo y sus posibles vaivenes y evoluciones futuras.

 

 

"Hemos incorporado temas de responsabilidad social como un tema etico y de desarrollo sustentable, de gobierno corporativo, de mercado de capitales, de conocimiento del cliente en su rol economico, y reforzado toda nuestra linea de emprendimiento”.

Pedro Hidalgo, U. de Chile.

“Para enfrentar el dinamismo y competitividad del mercado, donde la crisis economica ha comenzado a cambiar las reglas, necesitamos contar con profesionales flexibles, que sean capaces de innovar, emprender y liderar procesos de cambio”.

Ramon Molina, UAI.

“El Executive MBA del ESE pretende entregar una perspectiva estrategica, gerencial y de negocios con contenidos practicos, que incorporan las inquietudes de un grupo de alumnos de alta calidad y que fuerzan al profesor a mantenerse en la frontera en su area de expertise”.

Hernan Roman, U. Los Andes.

“Siempre implementamos nuevas tecnologias o ramos transversales que inviten a pensar e integrar el conocimiento fundacional, al igual que modulos ligados a la etica profesional, dentro de los cursos ya existentes”.

Jorge Herrera, UC.

“Lo que el programa hace es enfatizar que las organizaciones que mejor se adapten al cambio en tiempos de crisis son las que mejores oportunidades tienen a largo plazo”.

Claudia Halabi, UDP.

“Las mallas no cambian en general ante coyunturas economicas. Las mallas reflejan intereses mas permanentes de conocimientos de los ejecutivos modernos y por ello las universidades no las cambian por aspectos temporales o pasajeros”.

Raul Alee, UDD.

 

{mospagebreak}

Inicio

La alianza perfecta

 

Contar con especialización se ha vuelto casi un requisito en muchas corporaciones. El conocimiento y la visión de mundo que entregan dichos programas en Chile y el extranjero son un plus para los ejecutivos de cualquier área y negocio. No son, si, una garantía de promoción o mayor remuneración. Cinco directivos de las principales industrias del pais hablan sobre su conveniencia. Por Paula Vargas M.

 

 

Marcelo Awad, Antofagasta Minerals
Variable diferenciadora


Hay industrias que requieren mayor expertise que otras, si se trata de contratar o no profesionales con un MBA. La minería es un ejemplo de ello. Según advierte el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Marcelo Awad, el perfil de los profesionales que se interesan por ingresar a la compañía es cada vez más exigente, entonces contar con un MBA se vuelve prácticamente un requisito que todos consideran a la hora de tocar las puertas del holding minero de los Luksic.

Las ventajas y herramientas que entregan programas de este tipo no pueden hacer otra cosa que agregar valor: “la principal ventaja es que, además de conocimiento, les entrega a los profesionales una visión global, fundamental para enfrentar adecuadamente el cada vez más competitivo y cambiante mundo de los negocios”.

Esa visión de mundo tiene mucho que ver con el intercambio cultural que se da en estos programas. Es que tanto en las universidades chilenas como en las principales escuelas de negocios internacionales es muy común que participen alumnos de diferentes partes, aspecto fundamental a la hora de intercambiar experiencias y aprendizajes, que no sólo son claves para fomentar la discusión y el conocimiento, sino también para generar lazos y redes de contactos.

Por estos motivos es que las grandes corporaciones en el último tiempo se han volcado a entregar facilidades y financiamiento para que sus trabajadores opten a este tipo de preparación. Antofagasta Minerals no es la excepción. La compañía puede llegar a financiar hasta el 75% del costo de un MBA, con topes máximos de acuerdo a si el programa se desarrolla en el país o en el extranjero.

Para acceder a este beneficio los criterios son antigüedad, nivel de desempeño y que el tipo de programa a seguir esté contemplado en el plan de desarrollo individual que se acuerda con la persona, su línea de supervisión y el área de recursos humanos.

Antofagasta Minerals tiene claro que contar con un MBA sólo viene a potenciar la creatividad y la innovación en la compañía, aspectos fundamentales para marcar la diferencia en el competitivo mundo de los negocios.

 

 

 

Mauricio Ramos, VTR
Mayor Compromiso


En VTR hace tiempo que están en un plan de promover una cultura corporativa basada en el mérito. Esta convicción los ha llevado a crear programas y concursos orientados al desarrollo de las habilidades de sus ejecutivos y trabajadores, entre ellos el Programa de Formación Continua (PFC) que -según nos cuenta el presidente ejecutivo de la firma, Mauricio Ramos- consiste en apoyar financieramente y con flexibilidad de tiempo a quienes quieran realizar estudios de post grado. Este programa se realiza a través de un concurso abierto, que ofrce la opción de participar a sus colaboradores o contratistas, fomentando la integración en la organización.

Este programa no nació por azar. Ramos cuenta que la experiencia que han tenido en la compañía al contratar ejecutivos con MBA ha sido excelente, sobre todo cuando las cualidades humanas acompañan esta credencial académica. De ahí el interés de continuar fomentando la formación académica de sus profesionales.

En este sentido, advierte que la formación que recibe un alumno de MBA incluye herramientas y habilidades de uso diario de la empresa y una visión integrada del quehacer del negocio bastante única: “los profesionales con MBA usualmente han tomado la decisión de enfocar su energía en actividades empresariales. Ese nivel de compromiso es de por sí muy valioso… y cuando esta formación académica se acompaña con experiencia profesional, la combinación produce excelentes resultados”.

 

 

 

Agustin Solari, Falabella
Nuevas capacidades


Si hay un aspecto en que Falabella marca la diferencia es en la calidad de sus ejecutivos. Según explica su gerente general de Retail, Agustín Solari, se trata de una industria que depende mucho del capital humano. Por lo tanto, se vuelve fundamental el desarrollo de las personas.

El es un vivo ejemplo. Ingresó a la empresa como jefe de Ventas, al tiempo que tuvo la posibilidad de estudiar un MBA fuera de Chile y la compañía lo apoyó en su decisión. Tras su paso por la escuela de negocios de Wharton, se reintegró a Falabella y continuó haciendo carrera hasta que hace un par de años lo invitaron a participar de la primera línea ejecutiva de la firma, siendo considerado uno de los “delfines” de la mayor casa comercial del país.

En la compañía, para los cursos de post grado existe un apoyo, ya sea con parte de financiamiento o préstamos para aquellas personas que cuenten con ciertas características. “Particularmente nos fijamos en aquellos que vemos que tienen el potencial de ocupar cargos claves”, precisa.

Es que, reitera Solari, contar con un post grado de este tipo permite a los profesionales acceder a amplias redes de contacto, potencia el trabajo en equipo y fomenta la discusión. “En mi caso, hasta hoy me comunico con muchos compañeros del MBA, hacemos negocios, intercambiamos ideas. En fin, siempre ganas con un MBA”.

 

 

 

Mario Chamorro, Corpbanca
Nuevas capacidades


El gerente general de Corpbanca, Mario Chamorro, también es de los que promueven intensamente la formación de sus ejecutivos. A su juicio, un programa de MBA agrega valor a quienes lo cursan por tres motivos. “Primero, porque uno lo hace con experiencia acumulada. Por lo tanto, se enfoca en aquellos temas que le interesan más o donde uno se siente más débil. Luego, por la exposición a experiencia de empresas de distinta índole. Esto es especialmente válido cuando un MBA se realiza en el exterior. Y, por último, un MBA te somete a un ritmo de trabajo tal que garantiza al empleador que el profesional cuenta con capacidades adicionales”, detalla.

Coincide en que este tipo de formación aporta una visión y de ejecución muy superior a la que tienen los profesionales que no han cursado un MBA. Para él es cada vez más evidente que en todas las áreas del negocio financiero deben existir profesionales capacitados con estudios de post grado.

Por este motivo es que al interior del banco de Alvaro Saieh existe un apoyo permanente a los ejecutivos que opten por iniciar estudios de postgrado. Aunque no tienen un programa especialmente desarrollado para ello, consideran un apoyo financiero parcial, préstamos preferenciales y facilidades de tiempo para el estudio. Todos, aspectos claves a la hora de optar por este tipo de desafíos.

Con todo, Chamorro también advierte que cursar un MBA no es garantía de ascenso profesional o de mejor remuneración, pero sin duda los facilita.

 

 

 

Eduardo Mizon, Sodimac Chile
Vision innovadora


Al igual que los otros entrevistados, el gerente general de Sodimac Chile, Eduardo Mizón, destaca la visión global con que cuentan los profesionales con un MBA, pero además enfatiza el amplio nivel de conocimientos y herramientas a las que un ejecutivo puede alcanzar con este tipo de estudios como, por ejemplo, en el ámbito de la tecnología, en la capacidad de emprendimiento y en la habilidad para ejercer liderazgo.

“El aporte de profesionales con un MBA es muy valioso como visión innovadora y modernizadora para al organización, ya que, entre otras cosas, permite una actualización e incorporación de nuevas herramientas para enfrentar los nuevos desafíos del mercado moderno”, aclara.

Aunque Mizón reconoce que Sodimac Chile no destaca precisamente por contratar profesionales que cuenten con pergaminos y estudios de esta naturaleza, comenta que en la organización existe un sistema de becas financiado en forma bipartita entre la empresa y el ejecutivo para que sus éstos tengan la opción de cursar algún tipo de estudios de post grado.

Mizón advierte que existen áreas más susceptibles dentro de la compañía, en las que se hace cada vez más necesario contar con profesionales que tengan esta formación. Es el caso de los departamentos de nuevos negocios, gerencia de productos, planificación estratégica, marketing y operaciones. Todas, áreas críticas del negocio.

 

 

{mospagebreak}

Inicio

Tendencias que marcan el rumbo

 

Un nuevo segmento de alumnos esta entrando a los MBA. Profesionales de distintas carreras, no solo de ingeniería, crecientemente se interesan por el perfeccionamiento en la gestión empresarial. Un inédito desafío para las universidades, las que han tenido que adaptarse a las exigencias emergentes de sus consumidores a traves de orientaciones reelaboradas. Por Nicolás Vial.

Todos pueden ser gerentes


Los MBA han experimentado en nuestro país durante el último tiempo un creciente aumento en su demanda. Un mercado donde la diferenciación juega un rol fundamental, el que va ligado a los contenidos que estos programas entregan a sus experimentados alumnos.

Así, estas alternativas de postgrado han abierto sus puertas a un público que las miraba como algo lejano. Antes los MBA eran dominio exclusivo de los ingenieros, pero profesionales de distintos ámbitos han constatado el gran valor que estos programas pueden entregar en su desempeño laboral y a sus perspectivas. Abogados, psicólogos, periodistas, agrónomos, entre otros, están asumiendo el desafío de entrar a una sala de clases que antes era considerada como terreno de sólo unas cuantas especialidades.
Hoy, ante las nuevas exigencias que el mundo laboral presenta a aquellos que vuelven a estudiar, las líneas en los MBA nacionales apuntan a abordar una mayor gama de conocimientos y habilidades, para así poder contar con más herramientas en el ámbito de los negocios y la administración de empresas.

La posibilidad de sumar estos conocimientos resultan para los profesionales un factor cada día más atractivo. Esta tendencia es aún más fuerte en aquellos que toman estos cursos con una meta clara: recorrer nuevos rumbos… pero en solitario.

El porcentaje de egresados de carreras no ingenieriles que está en programas de MBA no pasa del 40% en el mayor de los casos. La cifra evidencia un aumento constante en los ingresos.

La brecha entre los estudiantes provenientes del mundo de los negocios y los “foráneos” (Salud o Derecho, para mencionar algunos ejemplos) sigue siendo alta. No obstante, el alza de las matrículas (una constante en la mayoría de las universidades) demuestra que existe un claro interés por parte de los profesionales de otras áreas de sumar a su expertise habilidades que antes sólo se consideraban como una plataforma exclusiva de los ejecutivos.

El atreverse es un punto esencial en este tema. Para los alumnos de nuevos mundos profesionales supone incursionar en áreas que les exigen una total innovación. Las universidades fomentan la audacia, mostrando la variada gama de posibilidades que los MBA proporcionan en distintos ámbitos laborales.

Para el profesional de áreas no tradicionales –y que no cuenta con la formación previa de las ingenierías- ingresar a estos programas puede representar un problema, temor que los planteles buscan contrarrestar a través de distintos medios. El primero y que resulta una buena carta de presentación es presentar la experiencia de aquéllos que se atrevieron.

Las universidades han debido saltar vallas impensadas. Como tradicionalmente formaban sólo a estudiantes provenientes del mundo de los negocios, ahora han debido adecuarse a las necesidades de su nuevo tipo de alumnos. En la práctica, constataron que dividir a éstos por especialidades eliminaba la posibilidad de que en clases y al realizar trabajos pudieran compartir sus muy distintos puntos de vista. La mayoría de los centros de enseñanza opta por meter a todos en el mismo saco, claro que advirtiendo a los alumnos venidos de otras profesiones que para ellos tomar los distintos cursos puede representar una mayor dificultad.

 

 

 

Especializarse es la clave


En el extranjero, las más prestigiosas universidades cuentan con programas MBA destinados a carreras y temas específicos. En Chile es una tendencia incipiente pero en ascenso, que ya evidencia ribetes de seguir la senda hoy predominante en el mundo.
Y es que la entrada de estos nuevos protagonistas ha generado que el mercado deba ofrecer otras opciones, lo que se ha dado con fuerza en el último tiempo. Por ejemplo, en el área de la salud.

Según las instituciones que ofrecen estos programas, la mala gestión que existe en el sector, la baja calidad en el servicio y el aumento en los costos de mantener los centros de salud son algunos de los factores por los que crearon estas alternativas. Las habilidades de administración que entregan estos programas permiten a los profesionales optimizar el funcionamiento de estos recintos, dependiendo de las realidades en las que se enmarquen.

Otros sectores del ámbito productivo están viendo la luz en este tema, asi como los dedicados a la gestión de proyectos medioambientales y energéticos, lo que demuestra que se está tomando conciencia de las bondades de enfocar los MBA hacia nuevas direcciones.

 

 

 

Alianzas desde afuera


La experiencia de otros países ha sido un buen instructor para cambiar mentalidades y estructuras. Uno de los elementos en que más se está poniendo atención es en tener una mirada global de los conocimientos y habilidades que se enseñan.

Son pocas las instituciones chilenas carentes de alianzas con universidades extranjeras en sus carreras de pregrado. El mundo de los master en gestión no es la excepción. Las ventajas son amplias y van desde programas de intercambios, visitas de profesores destacados a nivel mundial en las distintas especialidades y workshops en conjunto con estos organismos. La idea es acercar a los alumnos a lo que está pasando afuera, además de la posibilidad de estrechar relaciones para negocios futuros y cooperación.

Este acercamiento de fronteras se hace desde hace tiempo. En el último tiempo en Chile se han estrechado aún más estos lazos, formando alianzas que perduran y que también les permiten ingresar a organizaciones internacionales de MBA como la Association of MBAs y The Association to Advance Collegiate Schools of Business (AABS), entre otros. Estos organismos, además de acreditar el buen funcionamiento de los programas, potencian su imagen en el exterior, lo que redunda en futuras nuevas alianzas.

Instituciones de gran prestigio internacional como la Universitat Pompeu Fabra de España, Boston, Tulane y Babson College de Estados Unidos, la Universidad Incae de Colombia y la renombrada Harvard Business School son algunas de las facultades de negocios que tienen presencia en nuestro país gracias a estos nexos.

 

 

 

Nuevos actores, otros métodos


El ingreso de profesionales de carreras históricamente no consideradas en los MBA, ha llevado consigo algunas modificaciones a las mallas curriculares y formatos, además de impulsar cambios de criterios en las escuelas de negocios.

Dada la cada vez mayor especialización, los cursos para esta clase puntual de alumnos se caracteriza por contenidos màs especìficos.

Profundización en áreas como marketing, administración, comunicación y liderazgo son algunos ámbitos en que los alumnos pueden concentrar sus estudios, ya sea a través de módulos determinados dentro de la malla curricular o por medio de menciones. A las especialidades más tradicionales se han sumado otras que despiertan el interés de los estudiantes. El emprendimiento, la innovación, la tecnología y el desarrollo sustentable están dentro de la oferta de distintas universidades.

Cada plantel adopta este punto de distinta manera: mientras unas prefieren entregarlas por separado para que cada interesado opte por la que más le convenga, otras prefieren integrarlas como un todo dentro de sus mallas.

Independiente de la forma en como se dé, las universidades mantienen una constante búsqueda de nuevas aristas empresariales para actualizar a sus alumnos.

 

{mospagebreak}

Inicio

El juicio de los cazatalentos

 

Nadie mejor que los head hunters para saber como evalúan las empresas el contar con un MBA. Dicen que sigue siendo un elemento diferenciador al seleccionar un ejecutivo y que es un buen momento para capacitarse. Por Cristián Rivas N.

Con la crisis económica encima es el momento para volver a las aulas y tomar un MBA? Con esa pregunta partieron nuestras conversaciones con destacados head hunters de la plaza. Nadie mejor que ellos para hablarnos de cómo las empresas están viendo el tema y si este tipo de estudios sigue siendo un factor relevante detrás de las decisiones en materia de contratación de ejecutivos.

La mayoría comenzó diciéndonos que siempre es buen momento para hacer un MBA, independiente de la coyuntura económica que se viva. Aunque, sin duda, en tiempos de adversidad hay muchas más razones que justifican tomar ese camino. La socia de Humanitas Executive Search, Alejandra Aranda, lo describe muy bien: “las crisis son generalmente una buena instancia para hacer un MBA, pues en estos tiempos el costo de oportunidad suele ser menor, puede haber más tiempo disponible para dedicarse a mejorar el conocimiento y es una buena manera de prepararse para enfrentar en mejores condiciones la recuperación del mercado”.

Otros expertos hacen hincapié en que, independiente del fenómeno mundial de la crisis, quienes opten por hacer estudios de postgrado de este tipo deben también cumplir con varios otros requisitos, para que verdaderamente tenga efectos positivos el hecho de anotar un MBA en el curriculum. Entre ellos está que los interesados deberían por lo menos contar con una experiencia laboral de dos o tres años, porque es ahí cuando conocen sus fortalezas y debilidades y las áreas que debería potenciar el MBA.
¿Y qué están viendo las compañías que antes apoyaban con fuerza la realización de MBA entre sus ejecutivos? Es bastante lógico: como la mayoría de las empresas está tratando de sortear de mejor forma los efectos de la crisis global, muchas de ellas han restringido gastos, por lo que la disponibilidad de recursos también es menor. De ahí que el socio gerente de Hemisferio Izquierdo, Juan Izquierdo, crea que también es atractivo para las firmas fomentar que sus empleados realicen programas de especialización de menor tiempo y en temas específicos, que son menos desgastantes en esfuerzo y costos.

Hay muchas empresas que siguen privilegiando la formación y retención de talentos y que continúan con sus planes de desarrollo para sus profesionales de alto potencial. Para estas compañías el tema de la crisis es visto como algo coyuntural y la formación de sus empleados es estratégica y de largo plazo, cuentan los especialistas.

 

 

Cambios y mas cambios

 

Analizando lo que está pasando con estos cursos frente a la crisis, los head hunters plantean que el contexto internacional cambiará el enfoque de los programas de MBA en el mundo. “No tengo duda de que lo que hemos vivido en los últimos seis u ocho meses será estudiado en profundidad y posteriormente incluido en los programas. La crisis y sus causas es un tema tan amplio que aborda comportamiento organizacional, incentivos económicos y cultura organizacional al interior de las compañías. Para nada es específico y único del ámbito financiero”, sostiene el managing partner de Heidrick & Struggles, Mario Mora.

En tiempos de pre-crisis los programas de MBA ya habían mostrado varias innovaciones. El énfasis en la economía de los servicios, la globalización y la mayor competencia mundial ya habían tenido su efecto en estos planes de estudio. Uno de ellos fue el acento que han puesto en enseñar temas que antes eran considerados “soft”, tales como liderazgo, trabajo en equipo o desarrollo organizacional. A ese foco, muy conocido como de habilidades blandas, se suman otras áreas que han tomado relevancia en el último tiempo, como el acento en la ética y los valores en el mundo de los negocios.

Los head hunters creen que en el mediano plazo también se fortalecerá las alianzas entre los distintos programas existentes en el mundo. Cada día hay más cursos con intercambio a distintos países, y últimamente se han desarrollado incluso con universidades en Asia, lo que supone certificaciones internacionales y programas con doble título.

Además, en HK Human Capital, la socia Leslie Cooper cree que hacia el futuro “el contar con conocimientos actualizados en un mundo en constante cambio será cada vez más requerido. Por lo tanto, los programas de MBA deberían seguir creciendo”. Ahí se enfrentará la dificultad de cuál elegir y para ello los expertos recomiendan echar mano a un proceso acabado de evaluación de los programas y las universidades que los ofrecen, mediante la revisión de rankings, certificaciones y otros elementos diferenciadores.

 

 

Cuestion de rentabilidad

 

Alejandra Aranda dice que por estos días, en la mayoría de los procesos de selección de ejecutivos de alto nivel, tener un MBA –especialmente en el extranjero–, es un requisito deseado y no clave. “Sigue siendo clave la evaluación global y el aporte potencial de ese ejecutivo. Sin embargo, para ciertas áreas específicas, tener un MBA en el extranjero y en alguna de las mejores universidades, se ha convertido en un requisito importante”, sostiene.

Este es el caso de posiciones en las áreas de asesoría financiera, las consultorías estratégicas y las áreas de desarrollo de negocios de los grandes grupos económicos, ya que es ahí donde haber formado redes de contactos en el exterior –principal factor diferenciador de un MBA afuera– resulta vital para entablar relaciones con bancos o inversionistas internacionales.

“Aun cuando ciertamente el MBA aumenta el valor relativo de un joven candidato que lo tiene, versus uno que no lo tiene, no existe un claro y sólidamente percibido mayor valor. Obviamente que todos sabemos que si un joven profesional viene con un MBA de una buena universidad, lo más probable es que su rendimiento en el trabajo será mayor que si no lo tiene. Sin embargo, lo clave para el éxito en el trabajo no viene necesariamente por la formación profesional, sino por las competencias personales que el ejecutivo pueda tener o no”, dice Mario Mora.

Esto último también lo recalca Janet Spröhnle, socia de la consultora People & Partners –también, académica en distintos programas de MBA chilenos–, al sostener que las empresas locales no ven a estos programas como un tremendo diferenciador en la toma de decisiones. “Cada vez más se contratan actitudes y éstas no las da necesariamente un MBA”, comenta.

En esa misma línea, otros expertos dicen que mientras más alto sea el puesto y mayor la experiencia de los postulantes, menos influye tener un MBA o no. “En reclutamiento estratégico, priman la persona, sus éxitos laborales y la carrera y universidad que tenga, mucho más que si tiene o no un MBA”, sostiene Izquierdo.

Por estas razones, casi todos advierten que en Chile no se da la misma correlación entre contar con un MBA y mayores remuneraciones. En Estados Unidos, por ejemplo, contar con un MBA es muy apreciado y se traduce en mejores sueldos, incluso se habla de hasta 50 por ciento más en el caso de los ejecutivos que lo posean. En Chile eso depende mucho del historial profesional de cada estudiante.

En otras palabras, si el MBA es de un ingeniero comercial, el impacto en su renta será mucho menor que el que pueda tener para un ingeniero de otra especialidad o profesionales humanistas. “Para algunas profesiones distintas a ingeniería comercial e ingeniería civil industrial, un MBA entrega herramientas de gestión importantes para tener un desarrollo más integral, que pueden tener un impacto diferenciador sobre su remuneración”, puntualiza Aranda.

 

 

¿Chile o el exterior?

Hacer un MBA en Chile no es malo ni distinto, según los head hunters, porque los programas están muy a la altura de lo que se enseña en otras latitudes. No obstante, plantean que estudiarlo en el exterior es mucho más beneficioso para la formación futura de un profesional dentro del contexto de una organización.

Al vivir fuera del país, donde se llega sin conocer a nadie, se está obligado a establecer vínculos internacionales, relacionarse con otras culturas y, lo mejor, adquirir o fortalecer otro idioma, generalmente el inglés. Todas, herramientas muy importantes en el mundo globalizado. “Un MBA que haces después del trabajo, todos los días, durante un par de años, te entrega sin duda muchos y buenos conocimientos, pero no te saca completamente de tu zona de confort, como el MBA que haces fuera del país y viviendo en un campus”, sentencia Mora.

Sobre los MBA en Chile, los expertos dicen que han ido mejorando cada año. Se les reconocen avances en temas técnicos, en la incorporación de aspectos como la ética y los valores y en el manejo de habilidades blandas, junto con las certificaciones e intercambio con universidades extranjeras. Muchos ejecutivos de distintos países latinoamericanos vienen a Chile a hacer MBA, lo que valida su calidad en la región.

 

{mospagebreak}

Inicio

5 consejos para elegir un MBA

 

¿Confundido entre tanta oferta? Aquí, algunos tips a tener en cuenta al momento de elegir su programa de estudios. Por Federico Willoughby.

 

 

Pensar a cinco años. Dado que es una inversión fuerte (tanto en tiempo como en efectivo), hay que tener muy claro que el MBA que se elija va ser efectivamente el que usted necesita. Para eso, los especialistas recomiendan no pensar de aquí a uno o dos años, sino a cinco. Es decir, pensar dónde usted quiere estar en 2014 y –más específicamente– en qué posición, actividad y trabajando en qué área. Con esas respuestas en mente, empiece a buscar el programa que más le acomode. Mientras más dudas tenga, mucho mejor. Hágase el tiempo e investigue. Hable con los profesores, visite los campus, ojalá pueda ir a un par de clases como oyente, no descarte hablar con ex alumnos que le cuenten sus propias experiencias con el MBA y de cuánto les sirvió a ellos.


El metodo.
A la hora de método para enseñar, el menú de las universidades considera las simulaciones, el estudio de caso, el análisis de consultorías o las clásicas conferencias. Averigüe cuál es el método de las universidades que le interesan. La simulación funciona analizando una situación que puede enfrentar una empresa: se evalúa el problema y se formula una o varias soluciones. En este esquema no se buscan respuestas correctas, ni tampoco incorrectas. Por otro lado, el debate y la conferencia son los métodos más clásicos y habituales. Son ideales si la universidad cuenta con buenos profesores, pues de ellos depende en gran medida que los alumnos aprendan los contenidos del programa.


Networking.
Uno de los valores no implícitos en el hecho de hacer un MBA es la posibilidad de formar parte de una comunidad de profesionales con intereses similares. Los coffee break, los trabajos grupales y la interacción en clases (y
también fuera de aulas) serán vitales a la hora de conseguir con-
tactos que, a futuro, pueden ser más importantes que el MBA mismo. Además, una buena selección de profesores también es importante en este aspecto, ya que un profesor bien conectado puede ser muy útil al momento de postular a nuevos trabajos o simplemente para conseguir una recomendación.


Distinto, diferente.
No todos los MBA son iguales. Hay una amplia variedad de programas disponibles. Por eso, averigüe cuál le sienta más. Hay programas que se concentran en marketing, finanzas, recursos humanos, negocios internacionales, leyes… Tenga claro qué es lo que quiere y para qué lo quiere. Además, hay temas más prácticos pero no menos importantes, como si el MBA es a tiempo completo, todo el mes, 2 semanas al mes, concentrado los sábados… Tenga todo eso en cuenta al momento de inscribirse, de manera que no sufra problemas ni con su entorno familiar ni con sus exigencias laborales.


Calcule.
Al momento de cotizar un MBA tenga en cuenta que esta especialización no es un gasto. Todo lo contrario: es una inversión. Ahora, como toda inversión, es bueno que calcule cuál le va permitir obtener mejores ganancias. Por eso, vuelva a pensar en su plan a 5 años pero, además, considere sus propias habilidades, las necesidades del mercado en el futuro e incluso si está la posibilidad de que su actual empleador se interese en subsidiarle parte del MBA.

 

{mospagebreak}

Inicio

El mapa de los MBA

 

Costos, duración y horarios son algunos de los datos fundamentales al minuto de escoger entre la variada oferta de programas disponibles. Conozca todos los detalles fundamentales para tomar la decisión adecuada.

 

IEDE, Escuela de Negocios

Programas que ofrece: MBA Executive.

Duración:
1 año.

Precio:
$ 9.570.000.- pesos.

Requisitos:
poseer grado de Licenciado o título profesional, experiencia sobre 5 años.

Cupos:
30.

Postulación:
junio a agosto 2009 / octubre 2009 a marzo 2010.

Horario:
martes y jueves, de 18:30 a 22:45 hrs. / viernes, de 18:30 a 22:45 hrs., sábado, de 8:15 a 22:45 hrs. y domingo, 8:15 a 18:15 hrs.

Inicio de clases:
septiembre 2009 y abril 2010.

Acreditación:
membresía de la AACSB (The Association to Advance Collegiate School of Business) y EFMD (European Foundation for Management Development). IS0 9001:2008.

Intercambio y/o reconocimiento internacional:
con la Universidad de Lleida (España).

Antigüedad:
14 años.

Sitio web:
www.iede.cl

MBA Postgraduados

Programas que ofrece:
MBA Postgraduados.

Duración:
1 año.

Precio:
$ 8.250.000 pesos.

Requisitos:
poseer grado de Licenciado o título profesional, recién egresado, experiencia inferior a 3 años.

Cupos:
30.

Postulación:
junio a agosto 2009 / octubre 2009 a marzo 2010.

Horario:
martes, miércoles y jueves, de 18:30 a 22:45 hrs., todas las semanas.

Inicio de clases:
septiembre 2009 y abril 2010.

Acreditación:
membresía de la AACSB (The Association to Advance Collegiate School of Business) y EFMD (European Foundation for Management Development). IS0 9001:2008.

Intercambio y/o reconocimiento internacional:
con la Universidad de Lleida (España).

Antigüedad:
14 años.

Sitio web:
www.iede.cl

 

Pontificia Universidad Catolica de Chile

Programas que ofrece: a) Executive MBA UC Internacional Chile. b) Executive MBA UC Vespertino. c) MBA-UC Ingenieros Comerciales y Civiles Industriales. d) MBA Full Time.

Duración:
a) 2 años b) 2 años. c)18 meses promedio d) 18 meses promedio.

Precio:
a) y b) $16.500.000. c) $10.000.000 d) USD20.000.

Requisitos:
a) y b) acreditar título profesional y experiencia laboral solicitada; presentar dos cartas de recomendación; asistir a una entrevista personal; rendir un examen de admisión de conocimientos y razonamiento matemático; presentar curriculum vitae, concentración de notas de pregrado y ranking de egreso. c) acreditar título profesional y experiencia laboral solicitada; presentar 2 cartas de recomendación; asistir a una entrevista personal; rendir examen de admisión en Administración de Empresas; presentar curriculum vitae actualizado y notas de pregrado y ranking de egreso.

Cupos:
a) y b) 40. c) 90 d) 40.

Postulación:
a) hasta julio de cada año. b) hasta enero de cada año. c) marzo a julio, y septiembre a enero de cada año. d) hasta julio de cada año.

Horario:
a) una vez al mes intensivo (1 curso mensual), miércoles de 15 a 19 hrs., jueves, viernes y sábado de 8:30 a 19:00 hrs. b) y c) vespertino, lunes y martes semana de 18:00 a 21:00 hrs. d) Todos los días horario diurno y vespertino (no es compatible con el trabajo).

Inicio de clases:
a) septiembre. b) marzo. c) septiembre y marzo. d) septiembre.

Acreditación:
AACSB (The Association to Advance Collegiate School of Business), y EQUIS (European Quality Improvement System).

Intercambio y/o reconocimiento internacional:
convenios con universidades extranjeras de Estados Unidos, Europa y América latina. El MBA-UC es parte del PIM (Partnership in International Management) formado por 52 miembros a nivel mundial. Doble grado con universidades extranjeras: Universidad de Texas at Austin, EE.UU . HEC, Paris, Francia, y Torcuato Di Tella ( Buenos Aires, Argentina). Cada alumno obtiene dos títulos.

Antigüedad:
a) nuevo. b) 14 años. c) 11 años. d) nuevo.

Sitio web:
www.mbauc.cl

 

Universidad Adolfo Ibañez

Programas que ofrece:
a) Executive MBA para profesionales universitarios. b) Executive MBA Ingenieros Comerciales y Civiles Industriales. c) Executive MBA para profesionales universitarios.

Duración:
a) marzo 2009 – octubre 2010. b) julio 2009 – octubre 2010. c) octubre 2009- mayo 2011.

Precio:
a) profesionales universitarios UF800 e Ingenieros Comerciales/Civiles Industriales UF600 (*). b) Ingenieros Comerciales/Civiles Industriales UF600 (*). c) profesionales universitarios UF800 e Ingenieros Comerciales/Civiles Industriales UF600 (*).
(*) Incluye seminario internacional.

Requisitos:
título profesional, solicitud de postulación, examen de admisión y entrevista personal.

Cupos:
55 para cada versión.

Postulación:
a) hasta enero 2009. b) hasta junio 2009. c) hasta septiembre 2009.

Horario:
a) y b) viernes, de 15:00 a 19:30 hrs. y sábados, de 9:00 a 13:30 hrs. c) jueves, viernes y sábados cada tres semanas, de 9:00 a 19:30 hrs.

Inicio de clases:
a) 9 de marzo 2009. b) 6 de julio 2009. c) 5 de octubre 2009.

Acreditación:
AACSB (The Association to Advance Collegiate School of Business) – AMBA (The Association of MBA).

Intercambio y/o reconocimiento internacional:
Canadá: Université Laval, York University; Corea: Kyung Hee University, Seoul National University, The Graduate School of International Studies; España: Instituto de Empresas de Madrid, ESADE; Estados Unidos: Dartmouth College, Pepperdine University, University of Florida, University of North Carolina, Babson College; Finlandia: Helsinki School of Business; Francia: ESC Rouen; Inglaterra: London Business School, Manchester Business School; Italia: Universitá Commerciale Luigi Bocconi; México: Instituto Tecnológico de Monterrey; Noruega: Norwegian School of Business BI; Rusia: Universidad Internacional de Moscú; Singapur: Nanyang Technological University; Suiza: University of st. Gallen.

Antigüedad:
a) 14 años. b) 22 años. c) 11 años.

Sitio web:
www.uai.cl/mba

MBA internacional

Programas que ofrece: MBA INTERNATIONAL PROGRAMME: dos versiones: a) Track en Inglés. b) Track en español.

Duración:
inician ambos la segunda semana de julio y la duración es de 12 meses.

Precio:
US$26.000 (Incluye seminario internacional).

Requisitos:
título profesional, certificado de notas y de ranking, solicitud de postulación, examen de admisión y entrevista personal.

Cupos:
50 para cada versión.

Postulación:
continua durante todo el año.

Horario:
full time, dedicación exclusiva.

Inicio de clases:
segunda semana de julio .

Acreditación:
AACSB (The Association to Advance Collegiate School of Business) – AMBA (The Association of MBA).
Intercambio y/o reconocimiento internacional: Canadá: Université Laval, York University; Corea: Kyung Hee University, Seoul National University, The Graduate School of International Studies; España: Instituto de Empresas de Madrid, ESADE; Estados Unidos: Dartmouth College, Pepperdine University, University of Florida, University of North Carolina, Babson College; Finlandia: Helsinki School of Business; Francia: ESC Rouen; Inglaterra: London Business School, Manchester Business School; Italia: Universitá Commerciale Luigi Bocconi; México: Instituto Tecnológico de Monterrey; Noruega: Norwegian School of Business BI; Rusia: Universidad Internacional de Moscú; Singapur: Nanyang Technological University; Suiza: University of st. Gallen.
Dual Degree: Thunderbird, Case Western, Florida International University, ESADE.

Antigüedad: versión en español: 13 años, Versión en Inglés: 2 años.

Sitio web:
www.mba.uai.cl/ip

 

Universidad Andres Bello

Programas que ofrece: Magíster en Administración de Empresas (MBA).

Duración:
4 trimestres.

Precio:
Matrícula: $300.000. Arancel: $5.000.000.

Requisitos:
fotocopia legalizada del título profesional o grado académico, certificado de nacimiento, curriculum vitae, 2 fotos con Rut incluido, fotocopia del carné.

Cupos:
para profesionales universitarios sin estudios previos en administración:
Para Ingenieros Comerciales, Civiles Industriales y profesionales afines: 30 cupos.

Postulación (fechas):
01 junio al 15 de agosto de 2009 .

Horario:
lunes y miércoles, de 19:00 a 22:15 horas, sábado de 9:00 a 14:00 horas. Tercer sábado del módulo, de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 20:00 horas.

Inicio de clases:
31 de agosto.

Antigüedad:
6 años.

Sitio web:
www.postgradounab.cl

 

Universidad de Chile

Departamento de Ingeniería Industrial

Programas que ofrece:
a) Magíster en Gestión y Dirección de Empresas (MBA), versión Full Time en conjunto con la Facultad de Economía y Negocios. b) Magíster en Gestión y Dirección de Empresas (MBA), versión Part Time para profesionales en general. c) Magíster en Gestión y Dirección de Empresas (MBA), versión Part Time dirigida a Ingenieros Civiles Industriales e Ingenieros Comerciales.

Duración:
a) tres semestres (de marzo a julio del año siguiente). b) cuatro semestres (de marzo a diciembre del año siguiente). c) tres semestres (de julio a diciembre del año siguiente).

Precio:
a) UF 460 b) UF535. b) UF430.

Requisitos:
solicitud de admisión; entrevista personal; aprobar test de aptitudes específicas; experiencia laboral mínima de 2 años a jornada completa; documentos (certificado de título o grado universitario, de notas, de ranking de egreso de pregrado, curriculum vitae y 2 cartas de recomendación).

Cupos:
no existen cupos mínimos. Sólo ingresan postulantes que superan selección. Cupo máximo, cercano a 50 alumnos.

Postulación:
a) y b) fines de noviembre y fines de enero del año siguiente. c) noviembre y fines de junio del año siguiente.

Horario:
a) b) y c) tres a cuatro veces a la semana, de 18:15 a 21:15 hrs., más un sábado al mes en promedio, de 09:00 a 17:00 hrs.

Inicio de clases:
a) y b) fines de marzo de cada año. c) fines de julio de cada año.

Acreditación:
CONAP (Comisión Nacional de Acreditación de Postgrado). En abril del año 2006 el programa fue reacreditado por 5 años (hasta el 2011), el máximo período que otorga la CONAP.

Intercambio y/o reconocimiento internacional:
convenio de doble grado con HHL (Leipzig, Alemania). Convenios de intercambio con: HHL (Alemania), ITAM (México), Rensselaer Polytechnic Institute (RPI), Lally School of Management and Technology (EE.UU.), Georgia Institute of Technology, College of Management (Atlanta), University of South Carolina, Moore School of Business (Columbia,)

Antigüedad:
a) 15 años b) y c) 13 años.

Sitio web:
a) www.mbafulltime.cl b) y c) www.mbauchile.cl

 

Escuela de Postgrado
Facultad de Economia y Negocios Universidad de Chile

Programas que ofrece: a) MBA Magíster en Administración – ICCI (Ing. Comerciales & Ing. Civiles Industriales). b) MBA Magíster en Administración – Profesionales (programa dirigido a profesionales que no provengan de las áreas de los negocios y administración). c) MBA ICCI Week End (Ing. Comerciales & Ing. Civiles Industriales). d) MBA Profesionales Week End (programa dirigido a profesionales que no sean de áreas de los negocios y administración). e) MBA para especialistas de la Salud. f) MBA Antofagasta. g) MBA Concepción.

Duración:
a) y c) 12 meses e) 15 meses . b), f), g), d) 18 meses.

Precios:
a) UF460 (incluye seminario en São Paulo, Brasil, además seminario en George Washington University, cancelando diferencia). b) UF660 (incluye seminario en São Paulo). Además se ofrece seminario en George Washington University cancelando la diferencia). c) UF510 (Incluye módulo completo en Universidad de Estados Unidos). d) 720UF (Incluye módulo completo en Universidad de Estados Unidos). e) Egresados Diplomas Administración de Salud IAS: UF 270 – Egresados Diplomas Administración de Salud Otras Universidades: UF 330. f) 460 UF (incluye seminario internacional de negocios en São Paulo, Brasil además se ofrece seminario en George Washington University cancelando la diferencia). g) 460 UF (incluye seminario internacional de negocios en São Paulo, Brasil además se ofrece seminario en George Washington University cancelando la diferencia).

Requisitos:
a) y c) acreditar Licenciatura en Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil Industrial (certificado de titulado legalizado ante notario); adjuntar certificado de notas; completar solicitud de admisión; acreditar 3 años de experiencia laboral; entregar 3 cartas confidenciales de recomendación; realizar test de personalidad y de aptitudes específicas; cancelar arancel de postulación; asistir a entrevista personal con director académico del programa. b) acreditar Licenciatura (certificado de