Por estos días Entel está preparando una importante mudanza. Ello porque la empresa está a sólo un par de semanas de cambiarse al edificio que compró en el proyecto las Torres del Agua, propiedad de Titanium. La mudanza, eso sí, será de sólo unos metros. Sí, porque la mayor parte de empleados de la […]

  • 26 julio, 2013

 

Por estos días Entel está preparando una importante mudanza. Ello porque la empresa está a sólo un par de semanas de cambiarse al edificio que compró en el proyecto las Torres del Agua, propiedad de Titanium.

La mudanza, eso sí, será de sólo unos metros. Sí, porque la mayor parte de empleados de la firma tienen sus oficinas muy cerca, en el Edificio Pacífico –a pasos de la Sofofa– en la misma Avenida Andrés Bello.

Su objetivo es mover allí los 6 pisos que ocupa cruzando la calle, además de oficinas aledañas y otras del sector de El Bosque. El nuevo edificio corporativo cobijará a unos 1.700 trabajadores de la compañía y solamente algunas divisiones se mantendrán operando en la Torre Entel, en el centro de Santiago.

En 2010, la firma de telecomunicaciones informó la compra de la torre y en ese entonces pagó 21 millones de dólares de anticipo por el deal, lo que se estimó correspondía al 25% del total pactado. En paralelo, en abril pasado pusieron a la venta sus antiguas instalaciones, que abarcan más de 6 mil metros entre los pisos 8 y 14 del Edificio Pacífico. El precio mínimo de venta se fijó en unos 18 millones de dólares.