Sebastián Moreno acaba de cumplir su primer mes a cargo de la ANFP, una tarea que implica varios desafíos: mejoras de infraestructura, mayor transparencia, lograr que la selección clasifique al Mundial de Qatar 2022 y también reforzar el fútbol femenino. Además, por primera vez, UN CLUB tendrá una gerenta general mujer: Romina Fernández en Unión la Calera.

  • 14 febrero, 2019

Foto por: Rodolfo Jara.

Incrementar el número de jugadoras, profesionalizar los clubes y campeonatos. La estrategia de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) para el desarrollo del balompié femenino en Chile consiste también en “integrar a más mujeres en las instancias directivas”, dice el presidente de la organización, Sebastián Moreno. Y anuncia: Romina Fernández, abogada y magíster en derecho deportivo, será la primera gerenta general de un club deportivo, en Unión La Calera.

El 7 de enero pasado, Moreno asumió la presidencia de la asociación. Antes, fue su secretario general por tres años y en noviembre de 2018 se alzó como el nuevo mandamás de la entidad rectora del fútbol nacional, en reemplazo de Arturo Salah. “Han sido días intensos, sobre todo, de establecer los lineamientos que nosotros queremos impregnar a esta administración”, dice este abogado de 47 años y ex presidente de Cobresal, en su oficina en Quilín.

Moreno sabe que todos los ojos estarán puestos sobre su trabajo. No solo porque su elección se produjo después de una larga y sorpresiva votación, sino también, porque durante su mandato deberá concretar varios retos. En lo deportivo, el más importante es clasificar a Qatar 2022. Después de quedar fuera de Rusia 2018, la meta es que la selección chilena vuelva a jugar un mundial. Y en lo administrativo, continuar con la agenda de estabilización financiera y anticorrupción de su antecesor.

También, la implementación del VAR, el sistema de videoarbitraje que está tratando de instalar la FIFA en todo el mundo para erradicar los escándalos en la industria. “Ya comenzamos con el proceso de licitación y hoy estamos en el análisis de las ofertas de dos empresas. El VAR permitirá agregarle valor y calidad al concepto del espectáculo”, sostiene. A un costo de 2 millones de dólares, el video asistente estará disponible en el torneo local 2020.

A eso, se suma el aumento de público en los estadios. Ya en 2018 se registró una mayor asistencia a los campos de juego. “Todo esto dice relación con cómo mejoramos la competencia en todos los sentidos. Desde que el hincha sale de su casa hasta que vuelve. Que la infraestructura y el programa sean atractivos, que haya certeza y predictibilidad, que su experiencia en el estadio sea buena”, explica.

El desarrollo del fútbol juvenil y femenino es de especial relevancia para esta gestión, que el mundo del balompié considera como una continuación de Salah. De hecho, Moreno estuvo fuertemente involucrado en ambos proyectos durante el mandato anterior. Con el fútbol joven, la idea es incentivar la formación de cracks locales exportables, mientras que con las mujeres, el partido acaba de empezar.

Visibilización de jugadoras

Pese a su casi nula presencia en televisión, el interés ha ido creciendo. Las victorias internacionales y la atracción del público están convirtiendo al fútbol jugado por mujeres en un incipiente negocio, una golosina para una industria que crece. Pero las jugadoras buscan igualdad y mejores condiciones laborales en el deporte rey.

-¿Cómo comenzará a desarrollarse el plan mujer de la ANFP?

-Hemos logrado un desarrollo importante a nivel de selecciones. Por primera vez en la historia del fútbol femenino en Chile clasificamos a un torneo de carácter internacional, a la Copa del Mundo que se jugará en Francia en junio y que ya tiene sorteo definido. El desarrollo del fútbol femenino lo separamos en dos grandes tópicos: la gama de nuestras selecciones propiamente tal y la de nuestras ligas femeninas. Nuestro compromiso tiene que verse reflejado en establecer las mejores condiciones de desarrollo para nuestras niñas y jugadoras, pensando en el mediano y largo plazo.

-¿Cómo?

-Ahora estamos en un momento en que tenemos una muy buena selección. Y a eso se suma este despertar del fútbol femenino, que queremos aprovecharlo, en el buen sentido, para motivar la masificación de la actividad entre niñas y mujeres.

-¿Es posible que el fútbol femenino crezca como para tener un torneo importante, con clubes fuertes, mucha plata y marcas como el resto de la industria?

-Hay toda una base. Separando un poco la selección femenina, tenemos en actividad la sub 17 y la sub 20 femenina, y ahora en el primer semestre vamos a crear la primera selección sub 15 femenina, con pruebas masivas de jugadoras, y por supuesto llamando a los clubes a hacer un análisis, una detección de talentos a nivel nacional, y de ahí formar la primera selección sub 15. Y esto tiene todo un sentido, porque esta es la que va nutriendo a la sub 17 y así se va a armando toda esta cadena de valor.

-¿Y ahí hay espacio para una DT mujer?

-Por supuesto. De hecho, hay entrenadoras mujeres, hay árbitras. Yo veo con muy buenos ojos la incorporación de la mujer en el fútbol, y no solamente en materia de entrenadores o en ciertos niveles, sino de manera transversal. A mí me gusta pensar que una mujer puede de un club, y por qué no, ser presidenta de la propia Federación de Fútbol. No lo veo por un carácter feminista, lo veo como el aporte que puede generar la mujer.

-¿Cuál es ese aporte, a su juicio?

-El expertise que tiene la mujer en las visiones, la mirada que entrega es distinta a la de un hombre, aunque lleve mucho tiempo en este negocio. Una mirada transversal que abarca el fútbol base, desde los 8 años, hasta ya la etapa de la adultez. El aporte que puede generar una mujer con esa sensibilidad, es fundamental. Y no hablo solo desde el punto de vista social, sino que también desde la industria. No quiero crear esa distinción hombre-mujer, por cierto que no.

-Suena súper bien, pero hay ejemplos como el de Paula Navarro, quien en diciembre del año pasado asomó para asumir como DT de Santiago Morning y terminó como ayudante…

-La idea es precisamente la inclusión de la mujer en distintos ámbitos, y ya tenemos buenos ejemplos, hay entrenadoras. Por primera vez, hay una mujer que va a dirigir el fútbol masculino en la primera B. Más allá del caso que usted menciona, tenemos mucho por avanzar y mejorar en nuestra liga femenina, eso es cierto. Ese es nuestro compromiso.

-Se dice que la TV es clave para masificar el fútbol. ¿Está entre los planes empezar a televisar los partidos de mujeres?

-Cuando nosotros comenzamos a trabajar con el fútbol femenino vimos que no había competición, que estábamos fuera del ranking por falta de competencia. Nuestra liga estaba en condiciones muy desmejoradas. Eso no quiere decir que hoy tengamos la mejor liga del mundo, ni nada por el estilo, pero estamos trabajando en desarrollarla. El marketing en la liga femenina es un trabajo que estamos haciendo y ahí, por supuesto, que la televisación va a permitir una mayor visibilización de nuestras jugadoras. El año pasado ya se televisó la final y unos partidos anteriores.

-Y les fue bien. ¿Van a seguir haciéndolo?

-Como nunca antes. Y cerramos con la gran final en el Estadio Nacional y queremos que eso se transforme en una tradición, que la final sea en el Nacional como un hito significativo.

“Período de cambio

y desarrollo”

-Cuando se produjo su elección, usted prometió una ANFP en terreno. ¿Qué significa eso?

-Una gestión que permita un apoyo más directo hacia nuestros clubes, tener una mejor relación con ellos y la comunidad.

-¿De qué forma?

-En el sentido de que esta industria convive con varios stakeholders que son de extrema importancia, como nuestra hinchada, las autoridades de las comunas donde están situados nuestros clubes, la prensa y también, por supuesto, mejorar la gestión deportiva. En ese sentido, la idea es propender a un mejoramiento de la industria en todos sus niveles. Partiendo por el núcleo de desarrollo que son nuestros clubes. Para tener una mejor selección, cualquier sea su categoría, masculina o femenina, se requiere necesariamente un desarrollo más robusto de los clubes, que son los que a su vez van nutriendo de jugadores o jugadoras a las selecciones nacionales, y también les van dando calidad al espectáculo y a nuestra liga.

-¿Eso considera apoyo financiero?

-Aquí el propósito es ver cómo adecuada y diligentemente nosotros somos capaces de entregarles apoyo efectivo a los clubes, pensando sobre todo en el mediano y largo plazo. Y estos apoyos dicen relación concretamente con, por ejemplo, la profundización del programa Crece, para dotar de mejor infraestructura a nuestros clubes, porque identificamos que el fútbol en general tiene una deuda en esta materia.

-¿Estamos hablando de canchas, sedes?

-Estamos hablando de canchas, camarines, de todo lo que necesite una buena gestión para el fútbol joven masculino y femenino. Tenemos que ir generando condiciones para que el concepto de industria y de espectáculo se vaya desarrollando de la mejor forma.

-¿Tiene alguna liga como modelo a seguir?

-No. No hago copy paste nunca, porque la realidad supera la ficción en Chile y en Sudamérica. Aunque sí creo que hay muy buenos ejemplos de industria como la Premier League en Inglaterra, la Liga Alemana, la de Estados Unidos, la Liga Mexicana, en algunos aspectos. Nosotros diseñamos, durante el período anterior por primera vez en la historia del fútbol chileno, un plan estratégico a diez años. Y en ese plan estratégico se abordan distintas temáticas relacionadas con la industria y la actividad.

-¿Qué parte de ese plan de robustecer los controles internos le corresponde a usted?

-Los tres años recién pasados decían relación con un proceso de orden y estabilización. Se recibió la ANFP en un estado bastante crítico, con un déficit severo y, claramente, la preocupación central era lograr la estabilización, la corrección de los campeonatos, que fueran coherentes con las competiciones internacionales como las Copas Libertadores y Sudamericana. Entendemos que eso ya se logró, y ahora nos corresponde un período de cambio y de desarrollo de la industria del fútbol.

Desafío Qatar

-¿Cómo se van a implementar las medidas de control y anticorrupción?

-El gran eje de todo esto es establecer una ANFP sólida organizacionalmente, que cuente con un sistema de gobierno que asegure transparencia, estabilidad y agilidad en la toma de decisiones. Ya tenemos un modelo de prevención del delito, un oficial de cumplimiento interno, un canal de denuncia, un código de ética, un sistema de tratamiento de prestadores de servicios, regulación del conflicto de interés, regalos y atenciones. E incorporamos algo propio de la industria del fútbol, que es la apuesta y el amaño de partidos.

-¿En qué acciones concretas se visualizan estos nuevos controles?

-Ahora los pagos deben pasar por varios controles previos, se creó el área de compras que considera adquisiciones vía licitación, se establecieron normas de gobierno corporativo para separar la administración propiamente tal de las labores del directorio, se creó la figura del contralor, también un banner de transparencia, donde publicamos desde la estructura orgánica, hasta los informes de los árbitros de los partidos, los balances anuales, el presupuesto. Sabemos que esto no es nada nuevo en la industria en general, pero implementarlo en nuestro fútbol es un paso súper importante.

-¿Cómo encaja la idea de mejorar el espectáculo con el sueño de volver a un Mundial?

-Este proceso ya se inició con la contratación de Reinaldo Rueda, que es un entrenador con una reconocidísima trayectoria internacional, que ha estado a cargo de los mejores equipos de Sudamérica y ha llevado adelante procesos con otras selecciones. El primer desafío que viene ahora es la Copa América en Brasil y después de eso viene el objetivo principal, que es clasificar al mundial.

-¿Las platas del CDF cómo se están repartiendo?

-Nosotros tenemos un mandato de representación por parte de los clubes y distribuimos de acuerdo a nuestros estatutos, que están aprobados por el consejo de presidentes. Y lo hace la ANFP, porque sabe perfectamente qué clubes están en regla para recibir las distribuciones correspondientes. Son los clubes quienes producen el espectáculo que consumen las personas a través del CDF y por tanto esos flujos les corresponden a los clubes. Ahora, nosotros no podemos entrometernos en cómo ellos están utilizando esos recursos.

-¿Va a dar la pelea para que se acaben los clubes controlados por factorings?

-Yo lo he dicho, tengo una opinión de los factorings. Creo que es una herramienta eficaz de financiamiento de distintas empresas, pero no de control de clubes.

-¿Fue una derrota tener que restituirle la licencia a Barnechea?

-Nosotros tenemos una normativa interna que da cuenta de la normativa interna, que está totalmente alineada con la normativa interna de la Conmebol y de la FIFA. Entonces, cuando un órgano independiente nos dice que Barnechea tiene los requisitos para tener licencia, a nosotros nos corresponde acatar esas decisiones, por dos conceptos: estabilidad y gobernabilidad y un concepto por la misma normativa que nos hemos establecido cumplir.