Lluvia de declaraciones en los medios. Peleas entre los miembros del directorio de Enersis y las AFP. Cuestionamientos a la Superintendencia de Valores como el órgano que dicta la última palabra, y suma y sigue. La polémica que partió por el anuncio de aumento de capital de Enersis por 8.020 millones de dólares, no ha […]

  • 20 agosto, 2012

Lluvia de declaraciones en los medios. Peleas entre los miembros del directorio de Enersis y las AFP. Cuestionamientos a la Superintendencia de Valores como el órgano que dicta la última palabra, y suma y sigue. La polémica que partió por el anuncio de aumento de capital de Enersis por 8.020 millones de dólares, no ha dejado a nadie indiferente.

La batalla empresarial tiene detrás a tres protagonistas del mundo legal que validaron la operación de la empresa eléctrica: los estudios Cariola, Diez, Pérez-Cotapos; Guerreros, Olivos, Novoa, Errázuriz y Carey, todos quienes fueron contactados para entregar su opinión sobre la operación, y quienes coincidieron en que no se trataba de una transacción entre empresas relacionadas, interpretación legal que hace dos semanas fue puesta en entredicho por la SVS, quien en un oficio determinó que sí se trataba de una operación entre partes relacionadas.

Cariola, Diez, Pérez-Cotapos ya tenía experiencia con Endesa España. Fue quien asesoró a la española cuando hace 12 años, ésta se convirtió en el controlador de Endesa. Y fue gracias al respaldo del grupo de abogados de Cariola, que la toma de control fue exitosa. Es por eso que no dudaron en pedirle nuevamente un asesoramiento legal al equipo liderado, en esos años y hoy, por Luis Oscar Herrera.

En forma paralela, el directorio de Enersis acordó pedir a Guerreros, Olivos, Novoa y Errázuriz ratificar este informe, el que fue aprobado por el equipo liderado por Jorge Delpiano.

Y como en el mundo de los negocios hay que asegurar al máximo cada movimiento, Carey & Cía, corroboró por tercera vez este aumento de capital, dando el visto bueno a la operación al igual que los otros dos estudios.

Sin embargo, y después de que las críticas del mercado se hicieron insostenibles, Carey tomó un rol más protagónico. Hoy es un equipo de este estudio, liderado por Jorge Carey y Claudio Lizana, quien comanda los pasos a seguir en el nuevo escenario impuesto por la SVS. Fueron ellos quienes respondieron el oficio de la SVS y plantearon al regulador cómo habían llegado a la conclusión de que no se trataba de una operación entre empresas relacionadas, además de plantear una serie de dudas a la Súper, sobre cómo deberá desarrollarse desde ahora la transacción bajo la nueva modalidad. Ambos abogados, trabajan además con la profesional del mismo estudio Mariana Gómez para sacar la operación adelante.

Para el abogado Felipe Bahamondez, miembro del Centro de Gobiernos de la Universidad Católica, y socio de Bahamondez, Álvarez & Zegers “todo lo que está pasando demuestra que hemos madurado como país. Se ve una industria consolidada, porque estos temas que son medio grises, no blancos o negros, necesitan de mucho criterio y no sólo de asesoramiento legal. Rescato profundamente que la mayoría no estuvo dispuesta a que las cosas pasaran por delante sin hacer nada”, comenta.