Hace un tiempo, en la calle Doménica del barrio Patronato, una vistosa tienda llamaba la atención de los clientes. Se trataba de una sucursal en Chile de la marca del diseñador Michael Kors, donde se vendían carteras y ropa. Pero la última semana de agosto se develó el secreto del local que ofrecía convenientes precios: […]

  • 6 septiembre, 2013

Michael Kors

Hace un tiempo, en la calle Doménica del barrio Patronato, una vistosa tienda llamaba la atención de los clientes. Se trataba de una sucursal en Chile de la marca del diseñador Michael Kors, donde se vendían carteras y ropa. Pero la última semana de agosto se develó el secreto del local que ofrecía convenientes precios: todo era falso. El caso quedó al descubierto, luego que la Bridepi (de la PDI) investigara una denuncia que indicaba que Michael Kors jamás ha tenido representación en el país. Así descubrieron, luego de un allanamiento, que las prendas eran falsas y que todas las etiquetas de la ropa y carteras eran adulteradas.

El caso está ahora a cargo de la fiscal Giovana Herrera, quien formalizaría esta semana a los involucrados en el caso, entre quienes se cuenta a los representantes de la sociedad Comercial Tracciatti. Aún no se determina qué cargos presentará.