El 25 de mayo se celebra el día del completo. Pero este año, su creador, el tradicional Dominó, no podrá festejarlo. De los 40 locales, solo dos están operativos en forma de delivery. “La cantidad de clientes que vamos a poder atender va a ser un tercio de lo que era en las condiciones anteriores”, dice el gerente general, Daniel Honig.

  • 22 mayo, 2020

El 25 de mayo de 1952, Dominó abrió las puertas por primera vez en Agustinas 1016. Su nombre se remonta al juego de mesa: la familia Pubill, fundadores de la fuente de soda, solía reunirse en torno a esas fichas los fines de semana. En honor al aniversario, hace once años la cadena de restoranes festejó por primera vez “el día del completo”, a través de un 2×1 en el producto estrella. La fecha se convirtió en tradición y cada vez la venta de unidades se multiplica por diez e incluso doce veces en comparación a un día normal.

Este año, la celebración cambiará radicalmente, ya que solo dos de los 40 locales de Dominó -en Escuela Militar y Teatinos- se encuentran operativos y solo para delivery o take out. Una vez que la autoridad sanitaria autorice la reapertura de los restoranes, las tiendas de Las Condes y Providencia volverán a operar. Así, solo hay certeza para 4 locales. Respecto de los otros 36 locales, todo puede pasar, dice Daniel Honig, gerente general de Dominó. Agrega que la mayoría de sus 832 trabajadores se encuentran acogidos a la Ley de Protección del Empleo.

“El delivery se mueve, pero no como uno esperaría en una situación tan especial como ésta. Estamos a un 80% de lo que era la venta de este tipo el año pasado porque somos un restorán más que nada presencial”, asegura Honig, quien agrega que en total están realizando alrededor de 200 transacciones al día.

-¿Han contemplado cerrar definitivamente algún local?

-Tenemos estipulado tener que cerrar algún local en el futuro. Las condiciones de arriendo van a ser extremadamente decisivas respecto de lo que va a pasar. Esto porque tendremos límites en la operación, como controles de aforo y eso va a hacer que el negocio cambie de manera radical.

-¿En qué sentido?

-Por ejemplo, en que la cantidad de clientes que vamos a poder atender va a ser un tercio de lo que era en las condiciones anteriores, por lo que la estructura de costos va a tener que ser extremadamente eficiente para sostener el negocio.

Honing cuenta que el año pasado, en el estallido social, les quemaron dos locales: uno en Santa Rosa con Alameda y otro en el mall Arauco Quilicura. Además, tuvieron varios saqueos e intentos de saqueos. “Necesitamos poder operar en horarios que no lo estábamos haciendo tras el estallido. Hay una seguridad y cobertura horaria que se debe garantizar porque al cerrar el local hay que limpiar, ordenar y el personal debe ducharse al terminar la gestión. Ellos tienen que tener una o dos horas desde el término de la atención para irse. Cuando tienes esas restricciones y les añades las restricciones de aforo claramente el negocio se ve profundamente afectado”, advierte.

Adaptarse

Además del distanciamiento social que será requerido dentro de los locales, Dominó implementará otras medidas sanitarias como el cambio del dispensador de mostaza y ají por sachet a pedido del cliente y la digitalización del menú. Por estos días, los dos restoranes operativos tienen una carta en la entrada, por lo que se le pide a los clientes que tomen una fotografía y así tienen las opciones en sus celulares.

Para el famoso y tradicional día del completo, Honig cuenta que este año será diferente al no estar las condiciones para realizar el 2×1 presencial. Por lo mismo, se podrá acceder al descuento a través de la aplicación Club Dominó –que tiene 160 mil descargas– y se podrá utilizar durante el 2020 cuando los locales abran. Además, para aquellos que realicen una compra superior a los $10.000 pesos este lunes, se les regalará un completo en su próxima compra. “Estamos ansiosos de poder abrir y planificar la organización de este 2×1 presencial, que es una gran tradición”, remata.