Si el mundial anterior estuvo marcado las seflies, el de este año lo ha estado por los videos.

  • 17 julio, 2018

Ericsson y el operador de telecomunicaciones ruso MTS dieron a conocer cifras sobre el tráfico de datos durante el mundial de fútbol, en Rusia. Los resultados permiten ver el impacto del especial despliegue de banda ancha en varios estadios y lugares relacionados con el evento, en Rusia.

Las mediciones realizadas muestran que el despliegue con tecnología massive MIMO, ha permitido quintuplicar la subida de datos. Con ello se ha constatado el alto número de vídeos de alta calidad que los fans han subido desde sus móviles durante los partidos. Además, la velocidad de descarga de datos y la eficiencia del espectro se duplicaron, y la capacidad de la red se multiplicó por cuatro.

El Mundial de Rusia registró un aumento del 30% en el tráfico de datos desde plataformas sociales, puesto que los aficionados publicaron más contenido en las redes sociales que en el Mundial de 2014. Así, otro cambio en el comportamiento de los aficionados es que el streaming por vídeo ha sido el más usado y ha provocado un aumento de tráfico 2,5 veces más, especialmente útil para plataformas con formatos de “stories”. Por el contrario, el mundial de 2014 fue el evento del selfie con usuarios móviles que compartían sus fotos durante el evento.

Por otro lado, Ericsson ha predicho que el Mundial de fútbol de 2022 se transmitirá mediante las tecnologías de Realidad Virtual (RV) y Realidad Aumentada (RA). Con esa proyección, el despliegue tecnológico de este año se adelanta a las nuevas necesidades de capacidad de transmisión.