La primera Apple Store del futuro abrió el día sábado 21 de mayo en San Francisco, y te contamos todas las novedades que ofrece el nuevo aspecto de las tiendas de Apple que ya son tan conocidas alrededor del mundo. En ocasión del decimoquinto aniversario de la apertura de las primeras tiendas de Apple, la […]

  • 23 mayo, 2016

el-pais-apple-store

La primera Apple Store del futuro abrió el día sábado 21 de mayo en San Francisco, y te contamos todas las novedades que ofrece el nuevo aspecto de las tiendas de Apple que ya son tan conocidas alrededor del mundo.

En ocasión del decimoquinto aniversario de la apertura de las primeras tiendas de Apple, la compañía de Cupertino enseña su nuevo concepto de tienda que revolucionará la experiencia de compra ofreciendo un lugar distendido, agradable, educativo, original y transparente.

Lo primero que llama la atención de esta nueva Apple Store son sus enormes ventanales al exterior y sus gigantescas puertas de cristal que se abren en una sola pieza. De esta manera se sigue con la misma línea de tienda de Apple que vemos en la actualidad con exterior de cristal, pero se lleva aún más lejos con puertas y ventanales mayores que están en consonancia con la identidad y valores de marca donde se aboga por la transparencia.

Otro cambio que llamará la atención es la desaparición de la Genius Bar que conocemos actualmente y su cambio por el llamado Genius Grove, nuevo concepto de la zona de asistencia que se transforma en una sala mucho más tranquila y alejada de ese bullicio del espacio de visitas, algo que agradecerán los clientes habituales de la marca a la hora de llevar a reparar su teléfono o tableta de la compañía.

También esta nueva tienda de San Francisco destaca por tener acceso a una plaza remodelada en su zona trasera para descanso y ambiente familiar, techos muy altos, pocas paredes, paneles interactivos que cambian según la temporada, árboles en su interior, acceso Wi-Fi, la presencia de un jardín vertical de 15 metros y todo propulsado por energía 100% renovable gracias a unos paneles fotovoltaicos integrados en su tejado.

Revise el artículo completo en El País.