El primero de los escáneres biométricos para aumentar la seguridad en los smartphones fue el lector de huellas. Ahora, Samsung fue un paso más allá y agregó en su Galaxy Note 7 un escáner de iris. Para poder usar este lector de iris, el usuario tiene que registrar previamente la variable escogida entre los ajustes […]

  • 3 agosto, 2016

lector de iris_pisapapeles

El primero de los escáneres biométricos para aumentar la seguridad en los smartphones fue el lector de huellas. Ahora, Samsung fue un paso más allá y agregó en su Galaxy Note 7 un escáner de iris.

Para poder usar este lector de iris, el usuario tiene que registrar previamente la variable escogida entre los ajustes de seguridad. Para que el reconocimiento sea más preciso, el escáner de iris necesita que el dispositivo esté a unos 25 a 35 centímetros de distancia con el rostro del usuario.

El siguiente paso es ajustar los ojos entre dos puntos mostrados en la pantalla, para que el el dispositivo registre el iris de su dueño. Por motivos de precisión, este registro se debe realizar sin anteojos, pero luego se podrá desbloquear incluso con gafas de sol que no sean muy oscuras.

Al igual que con los lectores de huellas, el escáner de iris ofrecerá cierta libertad al movimiento sobre la posición del desbloqueo. Por otro lado, el escáner no servirá en ambientes oscuros.

Revise el artículo completo en Hipertextual.