Actualmente, la venta de smartphones alcanza el 80% total de las ventas mundiales de dispositivos tecnológicos lo cual influye directamente en nuestro qué hacer diario, ya sea en el ámbito personal o empresarial.  En Chile se estima que en 2017 casi el 40% de los accesos a Internet se realizará a través de smartphones, en […]

  • 21 octubre, 2015

Foto Flickr_smartphone

Actualmente, la venta de smartphones alcanza el 80% total de las ventas mundiales de dispositivos tecnológicos lo cual influye directamente en nuestro qué hacer diario, ya sea en el ámbito personal o empresarial.

 En Chile se estima que en 2017 casi el 40% de los accesos a Internet se realizará a través de smartphones, en algunos casos los accesos se realizarán para temas personales, pero en otros se realizarán para temas laborales.

Es por ello que los cibercriminales están trabajando arduamente en la creación de códigos maliciosos que les permitan infectar dispositivos móviles y así cumplir sus objetivos, que en más del 50% de los casos es el robo de dinero. Es por ello que centran sus esfuerzos en desarrollar malware financiero y troyanos bancarios que permitan atacar particularmente el sistema operativo de Android por ser el más predominante.

Las cifras son realmente alarmantes, estudios de la empresa de antivirus Kaspersky, partner de NovaRed, arroja que diariamente se descubren unos 325 mil nuevos virus y que el primer trimestre de 2015 se detectaron más de 100 mil nuevos programas maliciosos para celulares y más de mil quinientos nuevos troyanos bancarios también para estos dispositivos.

Ya en el segundo trimestre se detectaron casi 300 mil nuevos programas maliciosos móviles, 2,8 veces más que en los tres primeros meses del año. Mientras un estudio de la consultora G Data señala que cada 18 segundos un nuevo virus o programa malicioso intenta penetrar en nuestros smartphones.

Desde NovaRed recomiendan estar siempre alertas y utilizar todas las herramientas tecnológicas existentes que permitan resguardar los dispositivos móviles y la información personal y laboral contenida en ellos.

  • Descargar Apps desde tiendas oficiales que aunque no están 100% libres de malware, sus mecanismos de seguridad ayudan a mantener alejado a los troyanos.
  • Descargar aplicaciones de desarrolladores confiables y leer los permisos que solicitan antes de instalarlas.
  • Verificar comentarios de otros usuarios respecto a la aplicación.
  • Instalar en el dispositivo un antimalware que ayude a detectar aplicaciones maliciosas.
  • Segmentar la información almacenada en un dispositivo móvil y proteger los accesos.