En su tarea por ayudar al medio ambiente, distintos organismos de la Unión Europea financian cada año una serie de proyectos para contribuir al desarrollo de la región. Por ello, recientemente la [tweetable]Comisión Europea aprobó el financiamiento de 225 proyectos medioambientales[/tweetable]. Los programas abordan iniciativas en los ámbitos de la conservación de la naturaleza, el […]

  • 6 mayo, 2014

Flickr_UE

En su tarea por ayudar al medio ambiente, distintos organismos de la Unión Europea financian cada año una serie de proyectos para contribuir al desarrollo de la región.

Por ello, recientemente la [tweetable]Comisión Europea aprobó el financiamiento de 225 proyectos medioambientales[/tweetable].

Los programas abordan iniciativas en los ámbitos de la conservación de la naturaleza, el cambio climático, la política medioambiental y la información y comunicación sobre temas de medio ambiente de toda la región.

En conjunto, los proyectos suman un total de 589,3 millones de euros, de los cuales la Unión Europea ya anunció que financiará 282,6 millones.

El comisario responsable del medio ambiente, Janez Potočnik señaló en la ocasión que “en el último año del periodo de programación actual, el programa LIFE+ –nombre del proyecto que entrega el beneficio– demuestra una vez más su capacidad de brindad apoyo financiero esencial a proyectos de medio ambiente y de conservación de la naturaleza con valor añadido para la UE”.

“Esos proyectos representan un aporte vital a la preservación, conservación y mejora del capital natural de Europa, además de contribuir al crecimiento sostenible mediante inversiones en una economía hipocarbónica y eficiente en el uso de los recursos”, agregó.

La Comisión Europea recibió 1.468 candidaturas, de cuales se seleccionaron 225 para cofinanciamiento en el marco de las tres vertientes del programa: LIFE+ Naturaleza y Biodiversidad, LIFE+ Política y Gobernanza Medioambientales y LIFE+ Información y Comunicación.

Conozca los detalles del programa en la página oficial de la Unión Europea.