Pero estos ahorros pueden multiplicarse aún más, y es aquí en donde juega la segunda recomendación importante: el ahorro voluntario a pensión. Esto significa que, además de los aportes que se hacen a su cuenta como afiliado, usted destine un monto adicional mensual, el cual es invertido en el mismo portafolio en el que esté su capital de pensión obligatoria.
Por: La República de Colombia

  • 28 enero, 2019

La generación millennial, aquellos que tienen entren 25 y 35 años, tiene una característica en común, y es que esperan aprovechar su tiempo y dinero pronto y de la mejor manera. Por ello, esperar a pensionarse hasta los 57 años, en el caso de las mujeres, y 62 en el de los hombres, no está en sus planes.

Si usted está en esta población, LR le da a conocer los cinco puntos clave que debe tener en cuenta para que a los 50 años pueda estar disfrutando de su pensión o de un ingreso que le permita viajar y emprender.

El primer aspecto que debe saber es que, para ser un pensionado a esa edad, usted debe estar en una Administradora de Fondos de Pensiones y en el caso de Colombia hay cuatro firmas: Protección, Porvenir, Colfondos y Old Mutual. En estos fondos privados está estipulado que una persona, sin importar la edad, puede jubilarse siempre y cuando logre un capital acumulado para pagar esa pensión mínima.

Como explicó Juan Pablo Arango, vicepresidente comercial de Protección, los fondos de pensiones “están creados para que los ahorros, desde el inicio de una vida laboral, se multipliquen a lo largo del tiempo y la principal recomendación es empezar desde joven el proceso de cotización sobre el salario que realmente se tiene, contando, en lo posible, con una consistencia en el tiempo de los aportes”.

Pero estos ahorros pueden multiplicarse aún más, y es aquí en donde juega la segunda recomendación importante: el ahorro voluntario a pensión. Esto significa que, además de los aportes que se hacen a su cuenta como afiliado, usted destine un monto adicional mensual, el cual es invertido en el mismo portafolio en el que esté su capital de pensión obligatoria.

En este punto el ahorro es la base para jubilarse joven. Alain Foucrier, presidente de Colfondos, señaló a LR que “la única manera de pensionarse a esa edad es ser consciente de la importancia del ahorro, y hay múltiples vías porque es lo único que permite que uno se jubile lo antes posible”.

Pero no basta con hacer este ahorro mínimo y voluntario, sino que debe ser lo suficiente para que rente por mayor tiempo.

Es por eso que David Cuervo, director de Wealth Mercer, aconseja que “se debe elevar el nivel de contribución, ya sea a pensión voluntaria u obligatoria, para que genere contribuciones adicionales, que sería poner 10% más en el ahorro. Cada vez que se tiene un incremento salarial, lo aconsejable es, si puede, hacer de cuenta que no existió y llevarlo inmediatamente al ahorro”.

Pero ¿de qué sirve ahorrar si no se tienen rendimientos de este dinero? Precisamente para que esto no suceda, el tercer punto importante es que la generación millennial cotice en el multifondo de mayor riesgo, que está más expuesto a la volatilidad del mercado y que está pensando para aquellos aportantes que aún están lejos de la edad de retiro. “Para pensionarse antes se debe buscar una mayor rentabilidad, lo cual se traduce en estar en un multifondo de mayor riesgo. Ya con esto, se puede iniciar a acumular el capital suficiente para pensionarse a los 50 años”, dijo Jorge Llano, director de estudios económicos de Asofondos.

La cuarta clave que usted debe analizar si quiere tener una pensión a los 50 años es la composición de su núcleo familiar. Esto significa conocer que variables como el número de hijos que tenga y la edad de su cónyuge u acompañante permanente tienen efectos sobre el valor de su pensión.

La quinta clave es diversificar el ahorro, tener un plan B y no depender solamente de este ingreso.

Lea el artículo completo aquí.