En una iniciativa para mejorar la calidad del aire, el Gobierno de [tweetable]China anunció que sacará de circulación a más de 5 millones de vehículos viejos este año[/tweetable], donde sólo en Beijing serán retirados 330.000. La intensa contaminación que afecta al país ha surgido como una prioridad para los líderes de China, por lo que […]

  • 27 mayo, 2014

Vehicles drive through the Guomao Bridge on a heavy haze day in Beijing's central business district

En una iniciativa para mejorar la calidad del aire, el Gobierno de [tweetable]China anunció que sacará de circulación a más de 5 millones de vehículos viejos este año[/tweetable], donde sólo en Beijing serán retirados 330.000.

La intensa contaminación que afecta al país ha surgido como una prioridad para los líderes de China, por lo que el Estado intenta revertir el daño hecho al medio ambiente por décadas de crecimiento sostenible y responder al enojo público por el lamentable estado del aire, agua y tierra del gigante asiático.

En un amplio plan de acción para recortar las emisiones para 2016, el gabinete de China, el Consejo de Estado, dijo que el país no ha cumplido con las metas propuestas para la contaminación del periodo 2011-2013, por lo que se deben acelerar los esfuerzos.

El proyecto contempla que hasta 5,33 millones de vehículos con “etiqueta amarilla” que no logran cumplir con los estándares de combustible chinos serán eliminados.

Además de los 330.000 autos retirados en Beijing, unos 660.000 serán eliminados de la provincia lindante de Hebei, donde se ubican siete de las ciudades con el aire más contaminado de China en el 2013.

Beijing planea limitar la cantidad de autos en las carreteras a 5,6 millones este año y la cifra podría subir a 6 millones para el 2017. El año pasado, la ciudad recortó el número de placas de patentes neuvas en un 37% a 150.000 por año y también está pagando por los cambios necesarios en otros 200.000 vehículos más viejos.

Revise el artículo completo en Reuters.