Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro  se celebrarán del 5 al 21 de agosto. Debido a la caótica y cambiante situación política de Brasil sumada a las preocupaciones por el virus de Zika, la gente está pensando dos veces antes de viajar a estas olimpiadas. Una encuesta realizada por la compañía Trisept Solutions señaló que […]

  • 20 junio, 2016

3640359022_8ea6bf2e54_b

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro  se celebrarán del 5 al 21 de agosto. Debido a la caótica y cambiante situación política de Brasil sumada a las preocupaciones por el virus de Zika, la gente está pensando dos veces antes de viajar a estas olimpiadas.

Una encuesta realizada por la compañía Trisept Solutions señaló que el 63 por ciento de los agentes de viajes había observado menor interés en estos juegos que en los anteriores, como Londres y Pekín, y el 88 por ciento declaró que no había visto un aumento en el interés por viajar a Río durante el evento. Aunque para muchos esta puede ser una mala noticia,  para los que decidan ir a los juegos es ideal ya que podrán encontrar ofertas incluso a dos meses la inauguración.

Las tarifas siguen siendo económicas en Río. Julia Carter, directora de ventas de la operadora turística Brazil Nuts, señaló que la tarifa ha sido de manera constante, mucho menos cara de lo que fue para el Mundial, incluso menos cara que para pasar el Año Nuevo en Río.

Aproximadamente se pueden ahorrar 300 dólares si se compran pasajes para viajar después del 7 de agosto, o llegar días antes de la ceremonia inaugural.  Otra manera de que sea más económico es viajar a un aeropuerto alternativo, ahorrando así hasta el 50 por ciento del valor. Por ejemplo viajar a São Paulo y desde ahí tomar otro vuelo a Río que demora una hora.

Cabe señalar que AirnBnB es patrocinador oficial de los juegos olímpicos, por lo que una buena opción es considerar este tipo de alojamiento, donde tienen 25.000 opciones disponibles. En relación a las entradas, hay muchas agotadas pero todavía quedan disponibles para la mayoría de las competencias, incluso para el golf que está haciendo su debut este año.

Aunque los viajeros deben ser precavidos frente al Zika, Brasil estará en temporada de invierno en agosto, el periodo con los índices más bajos de esta enfermedad transmitida por mosquitos.

Revise el artículo completo en The New York Times.