Inglesa Post Office Travel Money hizo una lista de los lugares donde los productos básicos son más asequibles para un viajero. Desde una botella de agua, café, bloqueador solar hasta una cena para dos con vino incluido. Mientras para Santiago se necesitan 126,04 libras, para Sorrento, en Italia basta con 119,03 libras.

  • 21 febrero, 2019

Está caro Chile. La frase que regularmente se escucha en conversaciones de amigos, se convirtió en realidad esta semana, cuando la inglesa Post Office Travel Money reveló los resultados de su encuesta anual de sitios para vacacionar en el mundo. De acuerdo a la publicación, que midió una canasta de artículos clave para los viajeros, Chile es uno de los lugares más costosos del planeta para irse de vacaciones. Más que Estados Unidos, Europa y varias ciudades de Asia.

En América solo el exclusivo balnerario de Tamarindo en Costa Rica y algunos destinos del Caribe de habla de inglesa tienen precios mayores para ocho productos clásicos del viajero: una botella de agua, otra de bebida Cola y una de cerveza, una taza de café, bloqueador solar, una botella de vino para una cena de dos personas, un trago regular y repelente de mosquitos.

Para realizar su análisis, Post Office Travel Money tomó 42 destinos turísticos de alta demanda, llegando a la conclusión de que Sunny Beach, Bulgaria, es el lugar más barato de la muestra, seguido por Marmaris, Turquía y Algarve, Portugal (ver tablas).

En América Latina el destino más barato es Cancún (México), seguido de Orlando (Estados Unidos), mientras que los más caros son Barbados y Antigua. En el rango medio, están Nueva York, Río y Lima.

La medición eso sí, está hecha en libras esterlinas, moneda que ha fluctuado últimamente en relación con las divisas locales de varios países.

En Europa, el destino más caro es Italia: 119,03 libras. En Praga, la canasta de ocho artículos cuesta 56,88 libras, mientras que en Niza, Francia 91,86 libras.

En Africa, Asia y Oceanía, Ciudad del Cabo es por lejos el sitio más económico: 50,23 libras, mientras que los destinos más caros son Darwin en Australia, Dubai y las exclusivas islas Seycheles ( 182,89 libras)

Así,  al momento de organizar un viaje además de pensar en vuelos y hospedaje, también hay que tener en cuenta lo que se gasta en el destino elegido.