El anuncio fue retirado más tarde, y Burger King emitió una disculpa, diciendo que era “insensible y no refleja los valores de nuestra marca con respecto a la diversidad y la inclusión”.

  • 9 abril, 2019

Ahora le toca a Burger King. La cadena de comida rápida ha suscitado críticas en las redes sociales tras publicar un anuncio que muestra a comensales intentando comer hamburguesas con palillos asiáticos.

La compañía publicó un videoclip en el que comensales intentaban tomar la nueva “hamburguesa vietnamita de chile dulce” con palillos rojos grandes. Los usuarios de las redes sociales dicen que el anuncio, que se publicó en Instagram, es insensible culturalmente y juega con estereotipos. En el anuncio se leía: “Lleve sus papilas gustativas hasta la ciudad de Ho Chi Minh”.

El anuncio fue retirado más tarde, y Burger King emitió una disculpa, diciendo que era “insensible y no refleja los valores de nuestra marca con respecto a la diversidad y la inclusión”.

“Hemos pedido a nuestra franquicia en Nueva Zelanda que retire el anuncio de inmediato”, dijo la compañía, propiedad de Restaurant Brands International Inc., en un comunicado.

Si bien el anuncio se ha eliminado de la cuenta de Instagram de Burger King New Zealand, los tuits que reenvían el anuncio original se han vuelto virales, atrayendo más de 2,7 millones de visitas.

A finales del año pasado, la casa de artículos de lujo Dolce & Gabbana cometió un error similar, que llevó a sitios web de comercio electrónico chinos a dejar de vender los productos de la compañía.

El paso en falso podría ocasionar daños a la compañía dados los ambiciosos planes de crecimiento de Burger King en Asia, especialmente en China, donde el año pasado abrió cerca de 100 restaurantes nuevos para alcanzar los casi 1.000 establecimientos. En febrero, Restaurant Brands inauguró su primer Tim Hortons Cafe en China, y ha dicho que quiere abrir más de 1.500 locales allí durante los diez próximos años.

De acuerdo con Brent McGoldrick, director gerente de comunicaciones estratégicas de FTI Consulting, las empresas están cometiendo más errores con los anuncios debido a que están asumiendo riesgos para poder llegar a unos consumidores cada vez más distraídos e inundados de contenido.

“Cuando uno se equivoca con algo así, se daña completamente la capacidad para impulsar cualquier tipo de diálogo viral interesante o positivo, y ahora casi todo se vuelve negativo”, dijo.