Es una verdadera locura. Una fiebre. Al bitcoin no hay quien lo pare y sigue destruyendo todas, absolutamente todas las proyecciones de los expertos y analistas que han fracasado a la hora de ponerle techo a los cálculos sobre su valor. La mayoría de las proyecciones apuntaban a que la criptomoneda iba a tocar los […]

  • 29 noviembre, 2017

Es una verdadera locura. Una fiebre. Al bitcoin no hay quien lo pare y sigue destruyendo todas, absolutamente todas las proyecciones de los expertos y analistas que han fracasado a la hora de ponerle techo a los cálculos sobre su valor.

La mayoría de las proyecciones apuntaban a que la criptomoneda iba a tocar los US$ 10.000 a principios de 2018. Algunos apuntaban a fin de año. Pero no, el bitcoin traspasó esa barrera hoy de manera holgada. Tan holgada que ahora está más cerca de los US$ 11.000.

La criptomoneda se transa en estos momentos en US$ 10.715, lo que supone un alza de 7,75% en relación al cierre de la sesión previa. En el año, el incremento roza el 1.000%.

El bitcoin sube y sube, pese a que algunos aún lo consideran una burbuja y pese a las señales de mayor control por parte de las autoridades mundiales.

Varios analistas, desde ejecutivos de Wall Street hasta inversionistas de capital riesgo, vienen opinando al respecto, y algunos son más escépticos que otros.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.