José Tomás Errázuriz, Luis Alberto Letelier y Carlos Ducci fueron los tres abogados del estudio Barros & Errázuriz que asesoraron a Sigdo Koppers en la adquisición de la belga Magotteaux por cerca de 680 millones de dólares. Fueron largos meses de análisis, estudios y reuniones que dieron como resultado una de las mayores transacciones de compra de una empresa extranjera en el año. Según explica Letelier, “se trató de una operación muy particular, dado lo internacional de la compañía a comprar, con su casa matriz en Bélgica y operaciones en muchos países y en varios continentes, incluyendo Francia, España, Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, China, India, Tailandia y Chile”. Una de las novedades de esta negociación fue que, dado que la operación completa se regiría por la ley inglesa, B&E contactó al estudio inglés Allen & Overy, que además tiene oficinas en muchos de los mercados donde opera Magotteaux. Además, se comunicó con diferentes abogados para Canadá, México, Brasil y Sudáfrica. Considerada una de las más grandes adquisiciones realizadas por el grupo SK, la compra de Magotteaux convierte al conglomerado chileno en una empresa de carácter internacional, focalizada principalmente en la minería y en la industria, y con una gran proyección.

  • 8 septiembre, 2011

José Tomás Errázuriz, Luis Alberto Letelier y Carlos Ducci fueron los tres abogados del estudio Barros & Errázuriz que asesoraron a Sigdo Koppers en la adquisición de la belga Magotteaux por cerca de 680 millones de dólares. Fueron largos meses de análisis, estudios y reuniones que dieron como resultado una de las mayores transacciones de compra de una empresa extranjera en el año.

Según explica Letelier, “se trató de una operación muy particular, dado lo internacional de la compañía a comprar, con su casa matriz en Bélgica y operaciones en muchos países y en varios continentes, incluyendo Francia, España, Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, China, India, Tailandia y Chile”. Una de las novedades de esta negociación fue que, dado que la operación completa se regiría por la ley inglesa, B&E contactó al estudio inglés Allen & Overy, que además tiene oficinas en muchos de los mercados donde opera Magotteaux. Además, se comunicó con diferentes abogados para Canadá, México, Brasil y Sudáfrica.

Considerada una de las más grandes adquisiciones realizadas por el grupo SK, la compra de Magotteaux convierte al conglomerado chileno en una empresa de carácter internacional, focalizada principalmente en la minería y en la industria, y con una gran proyección.