El autobús-túnel inventado por la empresa china Huaying Group, que fue presentado la semana pasada, puede que no vea la luz durante algún tiempo ya que hay dudas sobre la viabilidad de este nuevo vehículo e incluso temor de que esta creación sea un fraude. El proyecto se ha pospuesto porque “el informe de impacto […]

  • 10 agosto, 2016

autobus-tunel

El autobús-túnel inventado por la empresa china Huaying Group, que fue presentado la semana pasada, puede que no vea la luz durante algún tiempo ya que hay dudas sobre la viabilidad de este nuevo vehículo e incluso temor de que esta creación sea un fraude.

El proyecto se ha pospuesto porque “el informe de impacto ambiental no ha sido aún aprobado”, según dijeron las autoridades de la ciudad de Zhoukou (centro de China), donde iba a construirse la fábrica

El retraso en las obras se conoce después de que algunos expertos chinos hayan puesto en duda la utilidad del vehículo, en teoría ideado como alternativa más barata a las redes de metro, y también después de que en algunos medios se acusara a la empresa inventora de obtener su financiación engañando a sus inversores.

El primer vehículo de este tipo, llamado TEB-1 (siglas en inglés de Autobús Elevado de Tránsito) circuló la semana pasada unos cientos de metros en un acto de exhibición donde un turismo también circuló bajo el gran vehículo para mostrar las posibilidades de la nueva invención.

Revise el artículo completo en Gizmodo.