Si la compañía llegase a presentar una nueva oferta, el sindicato tiene cinco días legales para votar la propuesta. La empresa anunció un plan de contingencia.

  • 10 julio, 2019

Sin acuerdo. Así concluyó ayer la mediación obligatoria entre Walmart Chile y el Sindicato Interempresas Líder (SIL), realizado en las dependencias de la Dirección Regional Metropolitana del Trabajo.

Dado esto, hoy se inició la huelga de trabajadores, que se convertiría en la más grande del sector privado pues el sindicato cuenta con 17 mil socios a lo largo del país; el 91% aprobó la paralización. Y aunque la compañía llegase a presentar otra oferta durante este período, los trabajadores tienen cinco días legales para votarla.

De los 400 locales pertenecientes a la empresa de supermercados, 124 cerrarán completamente desde las 00.00 de hoy y el resto se paralizará por horarios. Los cierres afectarán principalmente a regiones, pues bajarán su cortina sus formatos SuperBodega Acuenta (63), Express (41), Líder (14) y Ekono (6).

En la Región Metropolitana cerrarán 36 locales: 15 Express; 10 SuperBodega Acuenta; seis Ekono y cinco Lider.

“Walmart Chile lamenta la decisión adoptada por el Sindicato Interempresas Lider (SIL), ya que la compañía dispuso toda su colaboración para alcanzar un acuerdo. Es importante destacar que Walmart Chile presentó una robusta propuesta que consideró la totalidad de los puntos abordados en esta negociación”, dijo la empresa en un comunicado.

En la contrapropuesta de la compañía, ésta dijo que se consideró el 100% del bono movilización, reajuste de sueldo base y un adicional por multifuncionalidad, capacitación para reconversión y mayor empleabilidad, bono por término de negociación y, destacó la empresa, un “importante aporte al sindicato para inversión en capacitación para sus socios”.

Si bien cada uno de los puntos solicitados por los trabajadores se abordaron en la mediación -alrededor del 70% fue aceptado por la compañía-, el SIL consideró que los montos establecidos por la empresa no eran los necesarios para lograr acuerdo entre las partes. Los trabajadores exigían un 4% de reajuste por multifuncionalidad y la empresa ofreció un 3% del sueldo base más $ 50 mil de bono fijo.

Otro de los puntos a los que no se llegó a acuerdo fue por el bono por antigüedad, que no logró concretarse en el formato SuperBodega Acuenta.

Respecto al Bono por Término de Negociación (BTN), la empresa había partido con $ 680 mil en las primeras negociaciones y ahora último llegaron a $ 735 mil. El SIL solicitaba $ 760 mil.

A la salida de la mediación, Juan Moreno, presidente del SIL, sostuvo: “Si bien reconocemos que hubo puntos de avance, fueron insuficientes para llegar al acuerdo frente a la magnitud de la transformación que la empresa quiere hacer. No nos hemos opuesto a la transformación, pero la empresa lamentablemente no logró traer algo que sirviera como un puente para la transición. Por eso materializamos nuestra huelga”.

Dado este escenario, la compañía implementará un Plan de Continuidad Operacional para poder atender a los clientes que se vean afectados por el cierre de los locales. Para ello, se informará vía online y física de cuáles tiendas están cerradas y cuáles estarán abiertas y le quedan más cercanas al consumidor, según el lugar donde se encuentre.

“Tenemos un derecho a la huelga, por lo tanto mañana (hoy) comenzamos. Hay muchos locales que van a cerrar y llamamos a la comunidad a que nos acompañe en nuestra movilización”, dijo Moreno.

Una mediación de pesos pesados

Se sabía que la última mediación iba a ser diferente. Y pudo notarse ya que desde el SIL no llegó sólo la directiva, sino que también los asesores en material laboral: Francisco Díaz, ex subsecretario del Trabajo, y Christian Melis, ex Director del Trabajo, ambos del período del segundo gobierno de Michelle Bachelet.

El actual DT regional, Jorge Mélendez, quedó de citar a las partes lo antes posible, ya que con el rechazo de la última propuesta, las conversaciones partirán desde cero.