“Mi cliente quedará libre como cualquier ciudadano”. Las palabras vienen del abogado Alberto Espinoza, representante en Chile de Ricardo Palma Salamanca, el frentista condenado por ser el autor material del asesinato del senador UDI Jaime Guzmán, quien tras ser capturado en Francia, el 16 de febrero, quedó en libertad y con firma diaria. El ministerio […]

  • 1 marzo, 2018

“Mi cliente quedará libre como cualquier ciudadano”. Las palabras vienen del abogado Alberto Espinoza, representante en Chile de Ricardo Palma Salamanca, el frentista condenado por ser el autor material del asesinato del senador UDI Jaime Guzmán, quien tras ser capturado en Francia, el 16 de febrero, quedó en libertad y con firma diaria.

El ministerio de Relaciones Exteriores comenzó a mover sus piezas para apurar la extradición del ex guerrillero, quien debe cumplir una condena de dos cadenas perpetuas en Chile. Por ello, el director jurídico de Cancillería, Claudio Troncoso, viajó a París la semana pasada: se reunió con expertos en esta materia que hoy asesoran a Chile.

Espinoza dice que “el canciller le está haciendo la pega a la UDI. Sobrepasa el marco de sus atribuciones. La UDI tiene pretensiones legítimas en solicitar la extradición, no así el ministro, quien debe representar el interés del Estado, no del partido”.

Asimismo, el jurista cree que el futuro de su cliente es “auspicioso”. “No hay ninguna opción de que Francia acoja la extradición. Según la legislación francesa, este caso está prescrito. La condena es de 1996 y han pasado más de 21 años. Y si se rechaza la extradición, quedará libre como cualquier ciudadano”, indica.

En París, Palma Salamanca es representado por el abogado Jean-Pierre Mignard, mientras que el francés Vincent Courcell-Labrousse asesora a la Cancillería chilena en el proceso de extradición del ex frantista. Por su parte, Luis Hermosilla patrocina la defensa de la familia de Guzmán en Chile.