-¿Qué opina de la modificación de la ley orgánica de la Contraloría que fue aprobada y que deroga la subrogación del subcontralor? -El primer error es que en una ley, cuyo único propósito es reajustar las remuneraciones del sector público, se haya introducido un artículo singular y permanente sobre el funcionamiento de la Contraloría, que […]

  • 16 enero, 2020

-¿Qué opina de la modificación de la ley orgánica de la Contraloría que fue aprobada y que deroga la subrogación del subcontralor?

-El primer error es que en una ley, cuyo único propósito es reajustar las remuneraciones del sector público, se haya introducido un artículo singular y permanente sobre el funcionamiento de la Contraloría, que no tiene relación alguna con el reajuste, que es temporal. En segundo término, esto genera un precedente nefasto para nuestro ordenamiento jurídico.

Además, conforme al Nº 20 de artículo 63 de la Constitución, la ley se caracteriza por ser general y obligatoria. En especial, la característica de la generalidad pretende garantizar la igualdad ante la ley. Sin embargo, el único propósito de la nueva norma es solucionar los malos entendidos entre Bermúdez y Pérez. Ello no autoriza al legislador a dictar una ley con nombre y apellido.

-¿La ley ha zanjado a favor de Bermúdez?

-Por supuesto. Lo que no entiendo es por qué después de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional convocada por el presidente, donde el contralor fue extremadamente rudo y soberbio, el ministro del Interior accedió a satisfacer el capricho de Bermúdez, quien al parecer tiene más poder del que se piensa o sabe cosas que la comunidad ignora.

-Hay quienes dicen que esto es un ejemplo más de cómo la ley institucional ha sido olvidada estos meses turbulentos. ¿Coincide?

-Yo no lo veo así. Creo que Chile sigue siendo un país honesto. Mi impresión es que Bermúdez explotó la debilidad psicológica por la que estaba pasando el Ejecutivo y aprovechó de deshacerse de la subcontralora, sin que nadie advirtiera la gravedad que se estaba generando a causa de un capricho.