A medida que se acerca el verano al otro lado del Ecuador, la lista de lanzamientos comienza a delinearse claramente. Aquí, un resumen de lo que estará disponible dentro de los próximos meses. Por Andrés Valdivia

  • 15 mayo, 2008

A medida que se acerca el verano al otro lado del Ecuador, la lista de lanzamientos comienza a delinearse claramente. Aquí, un resumen de lo que estará disponible dentro de los próximos meses. Por Andrés Valdivia

 

 

 

La lógica es simple: se lanzan los discos en primavera, se sale de gira en verano. Es por eso que al norte del mundo el calendario de lanzamientos ya está más de que definido y esta temporada 2008 trae de todo. Aquí, un listado de sólo algunos de los álbumes a editarse durante los próximos tres meses.

Portishead vuelve a editar material nuevo después de nueve años de inactividad. El nuevo trabajo se llama Third y en él una de las bandas más encantadoras e interesantes de la escena TripHop de fines de los noventa retoma el sonido característico que la hizo famosa. Ambientes, bellas melodías y un muy buen sentido del equilibrio entre lo orgánico y lo electrónico.

Coldplay vuelve a las tiendas de discos con una nueva placa con uno de los títulos más siúticos inventados por un anglosajón en años: Viva la Vida. La súper mega banda vuelve a contar con el mítico Brian Eno en las perillas, y según cuenta su vocalista Chris Martin, este disco sería el más arriesgado de la banda hasta la fecha. Bien por ellos, ya que su último disco trasuntaba un vapor a pop global que diluyó lo notable de sus primeras dos placas.

Weezer es una de esas bandas hiperactivas de las que cualquier cosa es esperable. Su nuevo y sexto álbum se titula igual que tres de los anteriores Weezer (los fans ya lo están llamando “The Red Album”). El material fue registrado en tres sesiones de grabación durante el año pasado junto a dos productores distintos y promete lo que siempre Weezer promete: buenas dosis de un rock-pop bien armado y potencialmente muy comercial. Rivers Cuomo, su vocalista y mentor, es una de esas “maquinitas de hacer canciones” y de su mano pueden salir himnos impactantes, así es que a ponerle ojo.

Los veteranos de The Cure ya tienen 33 canciones grabadas y muy poca idea de cuáles serán las que terminen en su nuevo álbum, que aún no tiene título, pero sí fecha de lanzamiento. Según Robert Smith, la banda todavía no decide si revitalizar su lado más upbeat y revivir las glorias poperas del grupo o si sumergirse nuevamente en la angustia y la oscuridad de discos como Dissintegration o Pornography. Lo interesante es que sea cual sea el camino que tomen, algo potente se deben traer entre manos.

Una leyenda del soul ha decidido volver a los trotes del escenario. El impactante Al Green lleva un tiempo grabando nuevo material, el que será lanzado bajo el título Lay it Down. De la mano de productores jóvenes, Green entregará uno de sus discos más orgánicos y potentes en décadas, con apariciones estelares de gente como John Legend y Corinne Bailey Rae. Imperdible.

Otra estrella que retoma el camino disquero es Neil Diamond. Ya lo había hecho hace algunos años de la mano de Rick Rubin, el megaproductor detrás de artistas tan distintos como RunDMC, Red Hot Chili Peppers y Johnny Cash, con un disco acústico y pausado. En Home Before Dark, Diamond retoma esa senda, pero con un trabajo algo más rítmico, aunque no mucho se le puede pedir a este veteranísimo de la canción, que ya se acerca peligrosamente a los ochenta años de vida.

El dato freak: la archi deliciosa actriz Scarlett Johansson está decidida a entrar en el negocio musical. Tiene buenos amigos, buena voz y, sobre todo, buen gusto. Su primer disco es una colección de covers del gran Tom Waits, que se editarán bajo el título Anywhere I Lay My Head. En la producción se encuentra uno de los integrantes de TV On The Radio y los cameos en el disco son de gran envergadura: integrantes de los Yea Yea Yeahs y nada más y nada menos que el mismísimo David Bowie.

La temporada de conejos trae de todo. Bien por nosotros, que recibiremos todo este material primaveral sumergidos en el invierno sureño. Esquizofrenias de la vida, nada más.