Decir que los programas de los principales escenarios y orquestas son prometedores es quedarse corto. Desde el regreso de Zubin Mehta y Plácido Domingo al Municipal y los debuts de la soprano Renée Fleming y los pianistas Evgeny Kissin y András Schiff, hasta la inauguración en Frutillar de una sede de la Academia Internacional Bach, lo que viene será para recordar.

  • 17 noviembre, 2011

Decir que los programas de los principales escenarios y orquestas son prometedores es quedarse corto. Desde el regreso de Zubin Mehta y Plácido Domingo al Municipal y los debuts de la soprano Renée Fleming y los pianistas Evgeny Kissin y András Schiff, hasta la inauguración en Frutillar de una sede de la Academia Internacional Bach, lo que viene será para recordar. Por Joel Poblete

Teatro Municipal:
con más estrellas que nunca

No es exagerado considerar que lo que el Municipal traerá en 2012 es lo más llamativo y espectacular en mucho tiempo. Sin ir más lejos, los artistas convocados en el ciclo de Grandes pianistas incluirán el regreso del gran intérprete brasileño Nelson Freire y el debut de uno de los más elogiados a nivel mundial: el húngaro András Schiff. La lista también incluirá a Hüseyin Sermet, Sergio Tiempo, Boris Giltburg y Cristina Ortiz, además del chileno Alfredo Perl.

En cuanto a danza, además de reposiciones como Drácula, La fierecilla domada y La bayadera, el Ballet de Santiago estrenará Mayerling, coreografía de Kenneth MacMillan con música de Liszt. Entre las batutas de la serie de conciertos, volverá el talentoso ruso Konstantin Chudovsky (responsable del memorable Boris Godunov de este año), y regresará el legendario Zubin Mehta, esta vez con su Orquesta del Maggio Musicale Florentino. El Concerto Köln tendrá a un solista de lujo: el barítono Matthias Goerne, interpretando una cantata de Bach.

Y una gran noticia que muchos melómanos locales aún no terminan de creer: como espectáculos especiales, vendrán estrellas como el pianista Evgeny Kissin y dos de las divas indiscutibles del firmamento operístico actual: la soprano Renée Fleming y la mezzosoprano Joyce Di Donato.

La temporada lírica luce más que prometedora, incluyendo clásicos populares, un esperado estreno en Sudamérica y el regreso de obras que no se presentan hace dos y tres décadas. Los hits de siempre serán Carmen de Bizet y Don Giovanni de Mozart. La primera protagonizada por la estupenda mezzosoprano española Maite Beaumont y con puesta en escena del cotizado Emilio Sagi; y la segunda, con un elenco mayormente eslavo dirigido por un especialista, Jan Latham-Koenig.

Los regresos para tener en cuenta son varios: Lucrezia Borgia, de Donizetti, a casi dos décadas de su última producción en Chile y con las italianas Carmen Gianattasio y Marianna Pizzolato, además del debut del ascendente tenor Shi Yijie; el esperadísimo Tannhäuser de Wagner, que no se presenta en el Municipal desde 1983 y contará con un elenco encabezado por el tenor Frank van Aken y Eva-Maria Westbroek, una de las sopranos más solicitadas del momento; y Attila, de Verdi, con un reparto encabezado por un bajo que debutará entre nosotros luego de sus actuaciones en teatros como el MET de Nueva York y la Scala de Milán, Stefan Kocan.

El estreno sudamericano que mencionamos para muchos será el hito de la temporada: luego de su éxito en Los Angeles, Viena y París, y como homenaje póstumo a su compositor, el mexicano Daniel Catán (quien falleció este año), llegará al fin a Chile Il postino, la ópera basada en la película del mismo nombre nominada a cinco Oscar, y a la vez inspirada en la obra de Antonio Skármeta Ardiente paciencia.

Será posible contar con casi todos los artistas que intervinieron en el estreno mundial en 2010, encabezados por Plácido Domingo interpretando a Pablo Neruda, con lo que el tenor volverá a cantar una ópera en el Municipal luego de 45 años de su debut en ese escenario (cantó en 1967 en Carmen y Andrea Chenier, y desde entonces sólo ha regresado para recitales y conciertos). Estar acompañado por otro esperado regreso, el de la soprano chilena Cristina Gallardo-Domâs, quien no canta una ópera en el Municipal desde 2001. Para mayores detalles de la programación, fechas, títulos y elencos, visite www.municipal.cl

Teatro Universidad de Chile:
nuevos desafíos

La Pasión según San Mateo de Bach dirigida por el especialista barroco Eric Miles, el regreso de La consagración de la primavera de Stravinsky, el estreno del Romeo y Julieta de Berlioz y homenajes a Alfonso Letelier en el centenario de su nacimiento. Esos son algunos de los hitos que traerá la temporada del Centro de Extensión Artístico y Cultural (CEAC) de la Universidad de Chile.

La lista es muy larga como para enumerar todos los aciertos que promete su programación, que se inaugurará a principios de marzo con el regreso de la directora estadounidense Gisele Ben-Dor. Otras batutas internacionales que vendrán: el finlandés Ari Rasilainen, el italiano Emilio Pomarico, el danés Gabriel Adorjan, además del retorno del ex titular de la Sinfónica Michal Nesterowicz y del suizo Nicolas Rauss, entre otros.

La temporada incluirá a directores asociados con la orquesta como Juan Pablo Izquierdo, Max Valdés, Francisco Rettig y David del Pino Klinge, y solistas como los pianistas Liza Chung en el Concierto de Schumann; Oliver Triedl en el Segundo Concierto de Rachmaninoff; Filippo Gamba en el Primero de Beethoven. También habrá conciertos temáticos como por ejemplo Universo Shakespeare, con piezas musicales inspiradas en obras del bardo, y el Ballet Nacional Chileno (el Banch) estrenará Furioso, coreografía Gigi Caciuleanu sobre música de Vivaldi. El programa completo, y todos los detalles de precios y fechas, se puede consultar en http://ceac.uchile.cl/

El panorama de la institución está marcado por el sello que quiere imprimirle su director desde mayo (tras resultar elegido en concurso), Ernesto Ottone, quien cuenta con una trayectoria avalada particularmente por la década en que estuvo al frente de Matucana 100. Para empezar, este año lanzaron la temporada con mucha más antelación que de costumbre, con varias novedades, incluyendo una nueva estructura de abonos y un plan de generar nuevas audiencias a través de programas transversales.

Los cuerpos estables (Orquesta Sinfónica, Ballet Nacional, Coro Sinfónico y Camerata vocal) pasan por un buen momento. Basta con recordar la espléndida presentación gratuita en la Catedral de Santiago de la Sinfonía Resurrección de Mahler y la gira a Uruguay del Banch, que hace pocos días les permitió llegar a cuatro ciudades de ese país. En todos estos eventos ha estado muy presente e involucrado Ottone.

“Creo que ha sido importante para los artistas tener un par al frente, ver que entramos por la misma puerta”, dice el director del CEAC. “De a poco se han estado cumpliendo uno por uno los objetivos planteados: desde inversiones en equipamiento como el tan necesario aire acondicionado para el Teatro Universidad de Chile hasta los reglamentos de los cuerpos estables, por ejemplo. A mí me interesan los procesos, por lo mismo voy a los ensayos, me junto con los directores, acompaño a buscar financiamiento. Hay que tener presente que cuando salen de gira no van en representación de la Universidad, sino representando al país”.

En el Teatro del Lago se presentará La Flauta mágica, de Mozart, que contará con la dirección escénica de Christian Boesch, quien fuera un destacado barítono que cantó la pieza en el MET.

Respecto al tema de los financiamientos, comenta: “ahí hay un debate muy grande que no puede quedar sólo en un tema de universidad pública, es del país. Es muy importante el aporte que podamos recibir de la empresa privada. En el tiempo que he estado acá ya hemos logrado 5 o 6 empresas que nos apoyarán. Este es un plan a dos o tres años plazo, que ojalá nos permita no sólo tener más holgura, sino además desarrollar otros proyectos que queremos trabajar a futuro, como contar en 2012 con nuestra propia orquesta de cámara; o en 2013 montar una ópera”

Tener un teatro propio ha sido un anhelo largamente acariciado por la comunidad univeristaria. ¿Es posible o quizá un sueño? “Es algo que tenemos pendiente. Pero a largo plazo, hay que buscar espacios, definir un arquitecto… porque antes sólo se planteaba la necesidad de un teatro, y hoy no te sirve sólo eso; debe ser un espacio cultural multidisciplinario que pueda abarcar todos los cuerpos estables. Estamos viendo cómo llevarlo a cabo con fondos compartidos, con una gran campaña. Por ejemplo, recurriendo a los egresados de la universidad, considerando que algunos tienen una buena capacidad financiera. Siempre que hablo con ex alumnos me comentan lo importante que eran para ellos las actividades del CEAC cuando eran estudiantes, me dicen que fueron parte de esto, y hoy tienen recursos que estarían dispuestos a aportar en retribución y como apoyo a las generaciones futuras”.

Teatro del Lago:
la consolidación

En poco más de un año desde su inauguración, el Teatro del Lago de Frutillar ya ostenta hitos que otros escenarios tardan mucho en alcanzar. Desde la presentación de su primera ópera en enero hasta la visita exclusiva de la Orquesta Sinfónica de Bamberg –ni siquiera actuó en Santiago–, pasando por un ecléctico programa, en el que caben tanto prestigiosos conjuntos europeos como la música popular con artistas como Joe Vasconcellos y Buena Vista Social Club. Ahora acaban de dar inicio a su temporada 2011-2012, y el panorama se ve incluso más prometedor que la recién pasada.

Dispuesta en nueve ciclos temáticos y con un atractivo sistema de abonos que ya está disponible, la programación considera conciertos de agrupaciones internacionales de Colonia, Munich y la Youth Orchestra of the Americas (con la violinista Sarah Chang, un lujo como solista, en el concierto de Sibelius), y la visita del Concerto Köln y Matthias Goerne.

Habrá además espectáculos de danza, música popular, encuentros y charlas con artistas invitados, ciclos de cine y programas para la familia. Por ejemplo, la danza contará con grandes exponentes, incluyendo la visita del Ballet del Sodre de Uruguay, que dirige el bailarín argentino Julio Bocca, y presentaciones de las dos principales compañías del país, el Ballet de Santiago y el Banch.

La variedad de actividades es amplia, pero destacan especialmente dos logros que de seguro marcarán la consolidación de este escenario. Primero, una nueva producción de ópera: tras los buenos resultados de El rapto en el serrallo, ahora será el turno de otro título mozartiano, la popular Flauta mágica, que se presentará en enero con destacados artistas jóvenes de nivel internacional junto a intérpretes chilenos. El montaje contará con los diseños de escenografía y vestuario del talentoso Germán Droghetti, la dirección musical del chileno Pedro-Pablo Prudencio y la dirección escénica de Christian Boesch, quien fuera un destacado barítono austriaco que cantó esta pieza en escenarios como el MET de Nueva York y el Festival de Salzburgo. Hoy, septuagenario y enamorado del sur chileno, es un feliz granjero que estimula a los nuevos valores con su Escuela de Música Papageno, en Villarrica.

El otro hito, no sólo a nivel chileno, sino continental, será la fundación de una sede en Chile de la Academia Internacional Bach, encabezada por el aclamado Helmuth Rilling, el maestro alemán que la fundara en 1981 y uno de los mayores expertos del mundo en este compositor. El artista vendrá en mayo y aprovechará para ofrecer un concierto con su Collegium Bach de Stuttgart, interpretando la Misa en si menor. Un imperdible absoluto, que marcará –sin miedo a exagerar– un antes y un después en la interpretación de Bach en Chile. Señal del altísimo nivel que en poco tiempo ha alcanzado el Teatro del Lago. Todas las coordenadas e informaciones, en www.teatrodellago.cl