• 4 abril, 2008

 

 

Aparecido en 2005, este documental muestra imágenes de la gira que en 1966 Dylan realizara por el Reino Unido, momento mítico en el que se cuelga la guitarra eléctrica y comienza a tomar distancia de la ortodoxia folk que ya lo consideraba un semidiós. Imágenes nunca antes vistas de un Dylan en trance, completamente sumergido en su personaje, acompañadas por largas e ilustradoras entrevistas en las que Scorsese le saca un par de memorables cuñas. Un ejemplo: preguntado acerca del porqué se había comportado de manera tan grosera con Joan Baez después del importantísimo apoyo que la cantante le diera en los comienzos de su carrera, un viejo pero lúcido y mordaz Dylan responde una frase notable mientras se le escapa una mueca que es casi una sonrisa: “no se puede estar enamorado y ser sabio al mismo tiempo”. Un registro impactante.